Bajo el mando de su CEO, Giovanni Caforio, la norteamericana BMS quiere reconvertirse en una empresa biofarmacéutica enfocada en medicamentos para pacientes con cáncer y otras enfermedades graves. Durante la convocante J.P. Morgan Healthcare Conference, la multi expuso su programa de crecimiento.

En 2019, la norteamericana BMS se robó todas las miradas de la conferencia de Healthcare que cada enero organiza el J.P.Morgan al anunciar la mega compra de su connacional Celgene en u$s 74 mil millones. Tres años más tarde volvió a llamar la atención de los asistentes, esta vez con la presentación de su plan estratégico para la década en curso.

Durante el encuentro, probablemente el más relevante para las Big Pharma, el chairman y CEO, Giovanni Caforio, expuso su hoja de ruta. La multi busca crecer mediante la expansión de sus marcas clave y el potencial de su pipeline y neutralizar, así, la creciente competencia de genéricos y biosimilares. Ver Press Release.

A medida que BMS enfrenta el desafío de la cercana pérdida de exclusividad del oncológico Revlimid, espera que sus mega marcas de inmuno-oncología Opdivo, Yervoy y el anticoagulante Eliquis generen aproximadamente entre u$s 8.000 y u$s 10 mil millones de ventas adicionales durante el período 2020-2025. Ver Presentación.

La nueva cartera de productos de BMS podría generar u$s 25 mil millones o más para 2029, calculan sus ejecutivos.  La compañía está planeando siete lanzamientos desde su pipeline de proyectos de etapa media a tardía. BMS dijo que también tiene 50 medicamentos en su portafolio de etapa temprana.

Por otra parte, planea aprovechar su flujo de caja libre esperado de u$s 45 a u$s 50 mil millones entre 2022 y 2024 para ejecutar una estrategia de asignación de capital consistente y equilibrada, que priorice el desarrollo comercial y devuelva efectivo a los accionistas a través de programas de recompra de acciones y dividendos.

En lo que respecta a la actividad de M&As, BMS dijo que prevé continuar buscando transacciones «complementarias» pequeñas y medianas que puedan actualizar su cartera. Por otro lado, también anunció que planea ejecutar un acuerdo de recompra acelerada de acciones (ASR) durante el primer trimestre de 2022 por hasta u$s 5 mil millones, parte de un programa de u$s 15 mil millones autorizado recientemente.

BMS completa adquisición de Celgene

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre