El Instituto Butantan de Brasil inauguró en San Pablo una factoría en la que se elaborará la vacuna CoronaVac, de la china Sinovac. Además de las dosis anti COVID-19 también se fabricarán otros inmunizantes contra el zika y la hepatitis A.

El acuerdo de transferencia tecnológica entre el gobierno brasileño y la china Sinovac se gestó a fines del 2020, cuando surgían las primeras vacunas para hacer frente al coronavirus. Ver Butantan arranca.

En este marzo del 2022, el laboratorio estatal brasileño Instituto Butantan cortó las cintas en la ciudad de San Pablo de la fábrica donde se comenzará a producir en 2023 la vacuna CoronaVac. Además, allí se elaborarán otros inmunizantes contra la rabia, el zika y la hepatitis A. Ver Comunicado. / Ver Comunicado II.

Para su puesta en marcha se apeló a donaciones de 75 empresas, por un total de R$ 189 millones (u$s 39 millones). Según el comunicado del instituto, este Centro de Producción de Vacunas Multipropósito Butantan (CPMV) ayudará a que el país sea autosuficiente en lo que respecta a las unidades anti COVID-19.

El site cuenta con una capacidad de producción conformada por cinco plataformas de vacunas diferentes y certificación de Bioseguridad Nivel 3. De esta manera, la planta podrá producir 100 millones de dosis al año, en una superficie construida de 11.000 m². Vale aclarar que la fábrica todavía necesita de la aprobación de la ANVISA.

 

BUTANTAN INAUGURÓ PLANTA MULTIPROPÓSITO.
AUTORIDADES RECORRIERON LAS INSTALACIONES.
DIMAS COVAS, PRESIDENTE DEL INSTITUTO BUTANTAN.
TAMBIÉN SE ELABORARÁN INMUNIZANTES CONTRA LA RABIA Y EL ZIKA.

Butantan arranca con vacuna COVID-19

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre