El anunciado acuerdo de transferencia tecnológica entre el gobierno brasileño y la china Sinovac vinculado con el COVID-19 entró en su etapa final. El gobernador de San Pablo activó la palanca para que la planta del Instituto Butantan empiece a fabricar localmente la vacuna Coronovac. Con distintas adecuaciones, esperan producir hasta un millón de dosis por día.

El brasileño Instituto Butantan inició la producción local de la vacuna Coronavac, desarrollada por la china Sinovac. La planta ubicada en las afueras de la ciudad de San Pablo fue acondicionada con el objetivo de manufacturar hasta un millón de dosis por día. Ver comunicado

El gobernador del Estado de San Pablo João Doria confirmó que el Instituto contratará 120 nuevos profesionales para que su fábrica pase a funcionar las 24 horas, los siete días de la semana. Hasta octubre, la unidad operaba de lunes a viernes, en dos turnos.

En octubre, Brasil selló un acuerdo con Sinovac para la compra de 60 millones de dosis de su potencial vacuna anti COVID-19Coronavac. El contrato, que implica a su vez la transferencia de tecnología al Instituto Butantan, establece que 46 millones de dosis debían estar disponibles en diciembre. Ver nota.

En el mismo complejo se envasan anualmente 80 millones de dosis de la vacuna antigripal, además de 13 tipos diferentes de sueros que se utilizan en el sistema de salud público. Coronavac tiene una composición similar a otros inmunizadores producidos por Butantan, lo que facilita y acelera el proceso de llenado.

La fábrica de Butantan ocupa una superficie de producción de 1.880 metros cuadrados y actualmente cuenta con 245 profesionales. El primer lote tendrá aproximadamente 300 mil dosis. Para enero, se espera que se elaboren 40 millones de dosis de la vacuna que aún no cuenta con aprobación regulatoria.

El site dispone de seis máquinas principales para el llenado del extracto compuesto por la vacuna enviada por la biofarmacéutica china Sinovac Life Science, además del etiquetado y envasado del inmunizador desarrollado en una alianza internacional firmada por el Gobierno de San Pablo y Butantan hace seis meses.

El Instituto brasileño también prevé la construcción de una nueva área de llenado, con tres líneas, para atender productos que requieran nivel de seguridad NB3.

A mediados de octubre, el Gobierno de San Pablo y Butantan anunciaron que Coronavac es la más segura entre las vacunas que se encuentran en la etapa final de estudios clínicos en Brasil.

ANVISA: stop a ensayos CoronaVac

Brasil importa materia prima vacuna COVID-19

Sinovac lleva ensayo a Chile, COVID-19

Brasil firma acuerdo por vacuna Sinovac

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre