El nuevo film dirigido por Mariano Cohn y Gastón Duprat es aburrido, repetitivo y cuela cierto humor burdo. Lo salva la actuación de Penélope Cruz, pero no alcanza. La pretendida alusión a Hugo Sigman pasa a segundo plano, aunque se apela a caricaturizarlo como poco culto y a intentar desprestigiarlo.

La peli «Competencia Oficial» se estrenó el jueves pasado en la salas argentinas.

Los críticos de cine y la prensa especializada, adelantaban que el film hacía alusión directa al empresario farmacéutico Hugo Sigman, en función, de que es justamente un empresario de ese rubro quien financia la historia de la ficción.

Pharmabiz fue a ver la película de los directores Mariano Cohn y Gastón Duprat, para poder contar con una visión propia y de ese modo realizar un análisis.

Desde el arranque, Humberto Suárez, el empresario farmacéutico protagonista del film tiene 80 años, una edad similar a los 78 de Hugo Sigman. Además de ello, va de suyo, que es el dueño del grupo Insud, quien creó la productora K&S en el año 2004 junto a Oscar Kramer. Bajo la misma se han estrenado 20 películas al momento, todas de gran éxito y súper taquilleras.

Otras de las referencias directas, es el lugar en el que se filma la película y el ámbito en el que se dan la mayor parte de los encuentros. La estética del lugar remite a la sede del grupo Insud, ubicada en Paraguay al 1500, en el barrio porteño de Recoleta. Dicho edificio data de principios del 1900 cuando era la residencia de la familia Díaz Vélez. En la actualidad, el lugar es parte de la lista de construcciones protegidas de la ciudad de Buenos Aires.

Y otro de los datos que conecta, es que en la peli se muestra a un recinto similar a un aula magna, el que es de idénticas características, a un espacio que posee el edificio del grupo Insud. Sobre el mismo, se dice en la peli, «casi no se usa, salvo para alguna que otra reunión con farmacéuticos«, y se hace un paneo por las butacas de madera y el escenario, que remiten a ese anfiteatro de la calle Paraguay.

La peli está protagonizada por una excéntrica directora, interpretada por Penélope Cruz. Ella dirige una película en la que actúan únicamente dos actores: el argentino Oscar Martínez y el español Antonio Banderas. Por último, el también español José Luis Gómez, es el actor que se pone el traje del empresario llamado Humberto Suárez, un nombre y apellido que coincide con las iniciales de Hugo Sigman.

Y más allá de la trama y de los personajes, la peli resulta sumamente aburrida. En la misma se repiten hasta el hartazgo, la letra de los personajes que ensayan. Y como si no fuera suficiente el letargo y los tiempos muertos, de la mano de la interpretación de Antonio Banderas, se cuela un humor vetusto y del todo burdo.

Sigman con otra peli, Giles

Sigman con nuevo blockbuster: El Reino

Sigman en primera persona con news vacunas

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre