Las variables económicas no dan buenas señales: el consumo no se recupera y el dólar sigue en alza. Mientras tanto, la crisis se siente en los negocios, con compañías históricas que intentan sortear la ola y otras que optan por abandonar la operación.

Los niveles de consumo no tuvieron el repunte esperado por el gobierno tras el polémico “Plan Platita”. Así lo describió Ximena Casas en Infobae, donde también se detalló que el acumulado de ventas a septiembre último arroja una caída de 4,7%. A pocos días de las elecciones, los privados pronostican que el año cerrará entre -2% y -3%. Ver artículo Infobae.

Por su parte el dólar alcanzó los $200, lo que significa el valor nominal más alto para el blue en lo que va del año y muestra un incremento de $34 desde el 2 de enero. Según Perfil, esto significa una suba del 21% y se coloca por encima del alza del 18% del dólar oficial $99,96 al jueves 4– y así la brecha con el tipo de cambio mayorista ya llegó al 100%. Ver artículo Perfil.

Este aumento de la moneda estadounidense tuvo su directa repercusión en los salarios argentinos. Melisa Reinhold informó en La Nación que mientras en 2017 el sueldo promedio en Argentina era de u$s 1667, hoy la cifra es de u$s 498. De esta manera, durante los últimos años la capacidad de ahorro no hizo otra cosa que caer ya que, al pasar los ingresos a dólares, actualmente se cobra menos de un tercio de lo que se ganaba cuatro años atrás. Ver artículo La Nación.

A nivel empresario, la láctea Sancor, está en crisis y busca el apoyo privado y la ayuda del Gobierno para un rescate productivo. Según dio a conocer Mauricio Bártoli en Clarín, la cooperativa firmó una carta de intención con un grupo de empresarios nacionales y el sindicato con el objetivo de incrementar la capacidad de procesamiento diario: desde los actuales 570 mil litros a los 1.5 millones que le permitirían sus instalaciones. En esa línea, esperan un préstamo oficial para armar un fideicomisoVer artículo Clarín.

Garbarino, por su parte, se encuentra sin sucursales que realicen ventas y se sospecha que el dueño se fue del país. Así se informó en IProfesional en una nota bajo la firma de Patricio Eleisegui, donde se indicó que la cúpula de la empresa dedicada a la comercialización de artículos para el hogar, electrónica e informática comenzó a vaciar tiendas en el conurbano, a la vez que los empleados rechazaron las indemnizaciones tras más de 6 meses de sueldos incumplidos. Ver artículo Iprofesional.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre