El conflicto entre Rusia y Ucrania se mantiene como el principal tema de la agenda informativa. El mundo entero toma algún tipo de posición, e incluso América Latina, que a pesar de la distancia geográfica, sentirá el impacto en su agenda político-económica.

Tras la invasión de tropas rusas a Ucrania, empiezan a visibilizarse algunas consecuencias para la Argentina. Según detalló Fernando Gutiérrez, en IProfesional, a pesar de que el principal producto de exportación de nuestro país, la soja, alcanzó un precio record, el mercado prevé una caída. Para los expertos agrícolas, los actuales precios no deben ser motivo de euforia por distintas razones. En primer lugar porque puede ser una cotización pasajera; además, porque la suba en el valor no llegará a compensar las pérdidas por la baja en el volumen de producción que ocasionó la sequía; y tercero, porque la disparada en los commodities tal vez traiga una presión adicional en la elevada inflación de los alimentos. Ver artículo IProfesional. 

En tanto, las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional continúan calientes. En El Cronista, Déborah De Urieta mencionó que el acuerdo con el FMI no se trató en el Congreso ayer viernes, tal como estaba previsto. Los motivos de la demora tienen que ver con pulir detalles puntuales sobre discrepancias que hay entre el Gobierno y el organismo internacional en torno a la baja, o no, de los subsidios a las tarifas de los principales servicios. En la Cámara de Diputados se dejó todo listo por si el proyecto aterriza el lunes próximo. Ver artículo El Cronista. 

Por otra parte, el acuerdo que se está por cerrar con el FMI coloca al sistema jubilatorio en la mira. En Infobae se explica que el programa con el organismo incluirá una discusión sobre el sistema previsional. El periodista Mariano Boettner adelantó que el Gobierno estudiará, en los próximos meses, de qué manera incentivar a los trabajadores que están por alcanzar la edad jubilatoria a que prolonguen su vida activa, con el beneficio de obtener un haber más alto. Esto tendrá carácter voluntario y será a efectos de complementar un esquema de retiro optativo que está vigente desde hace poco más de cuatro años. Ver artículo Infobae.

En cuanto al sector minero, el precio de los commodities está transformando en viables algunos proyectos que antes no lo eran. En Clarín, Natalia Muscatelli señaló que varias empresas extranjeras están visitando los despachos oficiales para anunciar inversiones o reactivar emprendimientos ya empezados. Se estima que, en los próximos diez años, se van a potenciar inversiones por U$S 20.000 millones. Actualmente, el litio es el sector más dinámico: hay proyectos ya avanzados como las ampliaciones de Olaroz; y Mina FénixVer artículo Clarín. 

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre