En esta parte de noviembre la recesión se refleja en distintos indicadores de la economía. Mientras tanto, las reservas y la brecha cambiaria siguen dando de qué hablar. Los precios del arbolito ya están en tapa.

La demanda interna se encuentra en crisis y la producción también registra un freno. En La Nación Carlos Manzoni pone de relieve el dato publicado esta semana por el INDEC, que informa que la economía cayó un -0,3% en septiembre. Según el artículo la actividad se vio afectada principalmente por las restricciones a las importaciones, que complicaron el acceso a insumos esenciales para la producción. Ver artículo La Nación.

Por su parte, los ingresos se enfrentan a una fuerte caída. En Clarín, Ismael Bermúdez afirma que el salario mínimo perdió una tercera parte de su poder adquisitivo en los últimos siete años. El periodista agrega que a fines de 2015 representaba un 60% de la canasta básica de pobreza, y hoy apenas llega al 40%. Vale aclarar que esta semana se aprobó un aumento, a fin de llegar a los $69.500 (u$s 404,44) en marzo. Ver artículo Clarín.

En paralelo, las reservas están en rojo. En Infobae, Natalia Donato analiza qué pasará con las divisas del Banco Central durante el verano. El mercado ya proyecta que habrá más restricciones a las importaciones, dada la sequía y el impacto en la cosecha. Además, hay dudas sobre el cumplimiento de las metas pactadas con el FMI. Ver artículo Infobae.

Y ante ese escenario el dólar blue se recalienta. El periodista Marcos Phillip, en Iprofesional, cuenta cómo el dólar libre fue escalando durante todo noviembre. De esta manera, la moneda sigue avanzando y ya se vende a $313. Es que el dólar informal tiende a seguir la cotización del dólar MEP, por lo que era esperable este reacomodamiento en el precio. Ver artículo Iprofesional.

Asimismo, los costos internos también están al alza. A tan solo un mes de la navidad, en Perfil se da a conocer que armar el arbolito podría costar hasta $150.000, un desembolso que pasó a ser un lujo para buena parte de la población. Por ejemplo, un árbol promedio, de una medida standard, cuesta $8.400 (u$s 48,88), según el relevamiento del medio. Así, si se le agregan accesorios el gasto podría llegar a los $16.000 (u$s 93,10). Ver artículo Perfil.

u$s 1 = $171,84 (Cotización BCRA 23/11/2022).

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre