Eduardo Neira cierra un ciclo de una década al frente de AZ Argentina. Un ejecutivo de lujo se corre de las responsabilidades de gestión.

Al presidente de la filial local del laboratorio AstraZeneca y responsable de la región Cono Sur le llegó su día D.

Fue después de una década en que Eduardo Neira le puso las espaldas a la oficina de la anglosueca en la Argentina y también después de presidir la cámara de las multis  –CAEMe– por tres períodos.

La salida de Neira -que se hará efectiva desde el 1 de julio– no pasará inadvertida en función de que es una rara avis en el espectro de las multis y de la industria farmacéutica local. Se trata de un hombre de diálogo, llano, sin dobleces y abierto para afrontar y hacerse cargo de los diferentes escenarios.

Neira no tiene interés en expatriarse para cumplir funciones en otros destinos. También deja su silla en la CAEMe.

¿Las razones del cierre de su ciclo? Como se sabe la política de las multis es renovar sus responsables de filial cada cuatro años en promedio. Neira ya superó ampliamente dicho lapso y no tiene interés en expatriarse para cumplir funciones en otros destinos.

En el escritorio de AZ lo reemplazará Gustavo Mizraje que llega desde la firma enfocada en medical devices, Becton Dickinson, donde era gerente general.

En la CAEMe, mientras tanto, estará hasta el 21 de abril, fecha en la cual lo sucederá el argentino Flavio Devoto, el número uno de Abbvie.

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre