El nacional Elea sigue de compras. Es que en el día de hoy se terminará de estampar el sello y la firma  que pondrán los negociadores alemanes y su contraparte argentina.

De esta manera, el laboratorio de capitales nacionales está sumando a los productos maduros de la ex Merck Química, y que fueran luego de Merck Serono, por una suma que involucra una facturación anual de $125 millones.

Así, sus líneas de cardiometablismo, de cuidados primarios –clínica média y gineco- y también la respiratoria, llevarán la bandera nacional.

En cardio las etiquetas destacadas son Glucophage XR y Concor. En cuidados primarios, el producto estrella es Anemidox Ultra. Y en la línea respiratoria sobresale Lirtodac.

Este cambio de titularidad incluye también a los 120 visitadores que ahora reportan en el edificio de la calle Tronador, en el barrio de Saavedra. Es así que a partir de esta operación, se sumarán a los 220 visitadores que tiene el laboratorio nacional para totalizar una fuerza de ventas de casi 340 personas.

Asimismo, Elea se está fortaleciendo. Si los cálculos no fallan se granjearía el tercer lugar en el ranking local de facturación de laboratorios secundando a otros dos nacionales: Roemmers y Bagó.

Mientras tanto, los ejecutivos de marketing de Merck Serono tendrán una reunión el próximo lunes. Allí les plantearán las posiblidades hacia el futuro. Aunque está más que claro que las chances se restrigen a pocas alternativas: el retiro voluntario, o el reacomodamiento de unos pocos en las filas de los rentables productos de Serono o quizás en las oficinas de Elea, si es que la compañía llegara a demandar algún perfil muy específico.

La decisión de Merck Serono de dejar atrás sus maduros, está en línea con la reciente operación de Roche, quien cerró su unidad de primary care a nivel global. www.pharmabiz.net/?p=7566

Aunque en el caso de los alemanes hay algunas variantes.

Bajo la premisa de una rentabilidad a rajatabla, los productos de Merck Serono no quedaban bien parados al mostrar su perfomance en la Argentina. Y si bien Marcelo Portías, al frente de la nueva Merck Serono desde junio de 2007, intentó milagros triplicando la facturación en tres años, no resultó suficiente.

Serono fue adquirido por Merck alemana en enero de 2007 www.eleconomista.es/Merck-cierra-compra-participacion-familia-Bertarelli-en-Serono.htmlY mientras en la mayoría de los mercados era el más fuerte, en la Argentina el rentable y bien perfilado era Serono, con sus productos de nicho.

Fue por eso que Portías fue elegido para hacerse cargo de la nueva filial.

Es así que en el día de hoy, el número uno del brazo local de Merck Serono y Carlos Soros –con su reciente nombramiento como miembro del Comité de Dirección Corporativa de Elea, pondrán la cara y la voz de esta operación frente a la fuerza de ventas, que se dará cita en el hotel Embajador de esta capital.

Un rato despúes será el momento en que Soros ensayará su último auf Wiedersehen con los duros negociadores alemanes.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre