En el día de ayer domingo 12 de abril falleció Ernesto Felicio (68) quien ocupara el rol de presidente ejecutivo de la CAEMe en los últimos trece años, en la Cámara Argentina de Especialidades Medicinales.

Antes de ello fue responsable de diversas posiciones en la Argentina, Brasil, México, Perú y Estados Unidos. Fue presidente de BMS Brasil, gerente regional de Abbott para América Latina y Puerto Rico y Presidente del Grupo G&M (Elea, Interbelle y Parke Davies), entre otras.

A nivel regional fue secretario general de FIFARMA, la Federación Latinoamericana de la Industria Farmacéutica y miembro del Consejo de la Federación Internacional de la Industria del Medicamento (IFPMA), con sede en Ginebra, Suiza. También de la comisión directiva del Consejo Interamericano de Comercio y Producción (CICYP), Capítulo Argentino, con sede en Buenos Aires.

A Felicio todos coinciden en describirlo como un caballero, persona de gran formación, «un hombre de lujo«. En sus contactos con Pharmabiz siempre se mostraba con gran humor acerca de las complejidades que le tocó vivir a la industria farmacéutica en los últimos tiempos.

Con gran timing y experiencia en el sector siempre estaba disponible para dar su perspectiva.

Será velado hoy lunes de 12hs a 14hs en Malabia 1662, Ciudad de Buenos Aires.

FOTO Ernesto Felicio

 Para dejar condolencias, abajo.

9 Comentarios

  1. Acabo de enterarme de esta tristísima noticia para mi. Ernesto Felicio fue un gran compañero y amigo . Juntos nos tocó transitar por momentos muy delicados de la relación
    laboral. HOMBRE con letras mayúsculas en el cabal e integral sentido de la palabra. Respetuoso, educado y siempre muy bien ponderado en sus decisiones tanto personales como comerciales. Brindo a su descanso en paz y transmitimos a sus familiares y principalmente a su extraordinaria esposa Estela nuestros más sentidos pésames por la ,repito, tan lamentable partida de mi amigo Ernesto. Que en Paz descanse. Hector y Carmen Toletti

  2. Recibo la mala nueva con gran tristeza. Ernesto fue un gran hombre con quien compartí empresas desde muy temprano, ejemplo permanente y alguien a quien simpre admiré como profesional pero por sobre todo, a quien quise y respeté, como persona de bien. Mis condolencias a sus familiares y amigos.

  3. Me sentí sumamente conmovido al leer esta triste noticia. Ernesto era de esas personas que uno no imagina que pueda partir y siempre lo recordaré con enorme afecto. Compartimos muchos momentos en mi época en Schering Plough y también en Altana Pharma cuando nos reuníamos en CAEME y siempre transmitió ser un excelente profesional y lo más importante un ser humano con valores y principios que hacen a la esencia de una muy buena persona. Mis sinceros sentimientos para su familia y mi gran y afectuoso abrazo para Ernesto.

  4. Siento mucho esta triste noticia. Un jefe único y una persona increíble. Mis saludos respetuoso a su señora y sus queridas hijas. Trabajar a su lado ha sido un aprendizaje constante. Me enseñó a tomar distancia y observar el mundo de la industria farmacéutica desde otro escalón, donde solo él podia pararse. Pasión, profesionalisno, excelencia, ética, moral, carácter, respeto y como él siempre decía «y por último pero no por ello menos importante», responsabilidad y prudencia. GRACIAS ERNESTO! la industria no será la misma sin usted. Silvina Caggia.

  5. Lamento muchísimo el fallecimiento de Ernesto Felicio. En inmumerables oportunidades he tenido el placer de compartir momentos con él, tanto en lo profesional como en lo personal y siempre demostró ser una persona de bien y definitivamente honesto.

    Acompaño el sentimiento de sus familiares en este amargo momento.
    Con todo mi respeto.
    Roberto Brogno

  6. Lamento enormemente la pérdida de Ernesto, jefe mío en una época en Elea, amigo e incansable luchador en favor de Luis Pasteur, nuestra Obra Social..
    Rezo por una excelente persona, quien nunca se rindió frente a la adversidad.
    Ojalá muchos aprendamos de su temple.
    Amén.

  7. Se fue una persona EXCELENTE.
    Tuvimos la suerte de conocerlo y comenzar a atender sus viajes de negocios cuando trabajaba en Parke Davis, al poco tiempo comenzó a comprarnos también sus viajes personales y los de su familia. Tanto él, como Estela, su esposa y Mariana y Alejandra, sus hijas, son, personas de bien y con una calidad humana muy pocas veces encontrada.
    Nuestra relación fue creciendo en lo laboral, pero también en lo personal, y todo gracias a su persona. Estamos muy tristes hoy, Jorge y Lucas también, (mi esposo y mi hijo). Fuimos su guía viajera durante tantísimos años y lo escoltaremos también en éste, su ultimo viaje…pero a la casa del Señor. También acompañamos a la familia en este triste y doloroso trance por el que deben atravesar.
    Q.E.P.D

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre