La FDA aprobó los primeros tests genéticos «directos para el consumidor». Detectan la predisposición para 10 enfermedades y son enviados a domicilio.

La FDA le levantó el pulgar a los tests genéticos de la compañía 23andMe, que permiten detectar 10 enfermedades hereditarias.

Se trata de los primeros tests aprobados por el organismo como «directos para el consumidor». Estas pruebas proporcionan información acerca de la predisposición genética de un individuo, sin que este tenga que hacer una consulta previa con un médico. Ver press release.

Los tests funcionan aislando el ADN de una muestra de saliva, que luego se examina para más de 500 mil variantes genéticas. La presencia o ausencia de esas variantes puede determinar una predisposición a enfermedades como el Parkinson, Alzheimer, o la celiaquía, entre otras.

Las pruebas genéticas son adquiridas a través del sitio web de la compañía, que envía los kits a domicilio, con un packaging especial para que el individuo los envíe de vuelta y 23andMe se encargue de analizar los resultados. Ver sitio.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre