A través de la iniciativa Trust in Science, la británica GSK y el Estado argentino anudaron un acuerdo de licenciamiento. El mismo tiene como eje un anticuerpo monoclonal anti-MICA en etapa pre-clínica, para el tratamiento del cáncer.

El ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus, junto con la presidenta del CONICET, Ana Franchi, firmaron hoy un acuerdo de licenciamiento entre el CONICET y la británica GSK. Es para un anticuerpo monoclonal anti-MICA en etapa pre-clínica, como un potencial tratamiento para el cáncer. Ver Comunicado.

De acuerdo a lo comunicado, este trabajo es el resultado de una colaboración a largo plazo entre el Estado argentino y la iniciativa Trust in Science de GSK. A través de la misma se combina la tarea de los científicos, con el aporte de fondos y expertise de GSK. El acuerdo de licencia contempla un pago inicial al CONICET y futuros pagos acorde a la obtención de resultados en el desarrollo clínico, así como también el pago de derechos sobre futuras ventas netas de cualquier medicamento desarrollado en base a este anticuerpo o a cualquiera de sus derivados.

En este marco, se resaltó que este convenio representa un paso importante en la identificación de blancos promisorios para la próxima generación de terapias inmuno-oncológicas. Se precisó que en modelos pre-clínicos, el anticuerpo monoclonal anti MICA retrasó el crecimiento de tumores, actuando directamente sobre las proteínas MICA que se expresan en la superficie de las células tumorales.

Estuvieron presentes también la embajadora del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte en Argentina, Kirsty Hayes; el embajador argentino en Reino Unido, Javier Figueroa; el VP de la Unidad de Investigación de Orientación de Células Tumorales de GSK Reino Unido, Kenneth Hance; el VP de Descubrimiento de Biofármacos y Diseño de Medicamentos de GSK Reino Unido, Steve Martin; el presidente de la Agencia I+D+i, Fernando Peirano; el gerente de Vinculación Tecnológica del CONICET, Sergio Romano, el director Legal de GSK Argentina, Diego Álvarez García.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre