En la era del COVID-19, los devices médicos quedaron en la cresta de la ola. En este escenario, la alemana Henkel, dueña de la marca de adhesivos y selladores Loctite, lanzó una nueva línea de materiales de moldeo a baja presión. Están diseñados para sellar y proteger dispositivos médicos y electrónicos.

La germana Henkel, enfocada en la producción de materias primas para las industrias de personal care y de adhesivos, presentó tres nuevos materiales de moldeo a baja presión (LPM).

Según se informó, los mismos permiten encapsular dispositivos, como catéteres, conectores e instrumentos quirúrgicos. Los hot melts de LPM reemplazan a las carcasas termoplásticas y ayudan a los fabricantes a producir ensamblajes complejos e intrincados al personalizar la geometría de la pieza, la textura de la superficie, el color y la opacidad, según lo explica Henkel. Ver Press Release

«Estos materiales forman una unión adhesiva con todo el componente encapsulado, convirtiéndose en parte de la forma tridimensional del mismo y creando un sello hermético resistente a los productos químicos«, destaca la multi.

Henkel tiene una amplia gama de productos destinados al segmento de los medical devices. Son por caso los adhesivos instantáneos, los adhesivos estructurales y los equipos de dosificación y curado. Ver sitio Henkel.

Desde marzo de 2019, la filial argentina es capitaneada por Federico Schroer, quien en 2011 comenzó su trayectoria en su casa matriz en Alemania. La germana opera tres áreas de negocio: Adhesive Technologies, Laundry & Home Care y Beauty Care. Esta última está a cargo en el país de Gustavo Di Biassi. 

Henkel: up 4.7% en ventas

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre