Los adultos son el nuevo target de Hipoglós. La tradicional marca, súper usada para el cuidado dermatológico de los bebés ahora quiere agrandar su espectro. Su dueña, la nacional Andrómaco lo da a conocer en un estrenado comercial.

Una mala y una buena elección. Ese dueto de decisiones se constituyen en el eje del nuevo comercial de Hipoglós VL de los nacionales de Andrómaco.

La mala llega cuando un hombre corta con un cuchillo filoso dos medallones de carne que no puede separar fácil. Y para el corte de su dedo apela al cicatrizante y antiséptico, lo que se traduce como una buena elección.

Lo central sin embargo, es el reposicionamiento de Hipoglós entre el público adulto al que dirige su presentación con etiqueta roja. La idea es amplificar su uso para desmarcarlo únicamente del cuidado de la piel para el bebé, en la que estuvo históricamente centrado. Ver Hipoglós se amplifica con versión adultos.

La pomada de venta libre apunta al tratamiento de heridas leves, y se comercializa a un precio sugerido de $620 (u$s 5,94). En la góndola de cremas cicatrizantes, Andrómaco compite con Cicatricure y Serocutina, ambas de los mexicanos de Genomma; y con Adermicina, de Elea.

u$s 1 = $104,25 (Cotización BCRA al viernes 1/10/21)

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre