Ivema, pyme argentina dedicada a la fabricación de equipos PCR, desarrolló tecnología para los tests rápidos de COVID-19, previamente traídos desde China. En un escenario de trabas a las importaciones, el ministro de Desarrollo Productivo Daniel Scioli destacó a la compañía.

La pandemia del COVID-19 aceleró la investigación y desarrollo de múltiples compañías de farma y de devices en todo el mundo. A nivel local, algunos jugadores nacionales también apostaron por lanzar productos orientados a este segmento de alta demanda.

Un ejemplo de ello es Ivema, una pyme con sede en el polo industrial de Valentín Alsina, en Lanús. La compañía puso en marcha un equipo que permite hacer amplificación a temperatura constante de ADN a partir del pedido de las empresas que desarrollaban kits diagnósticos para detección de coronavirus. Ver sitio Ivema.

La tecnología se elaboró de la mano del INTI y permitió sustituir las importaciones del equipamiento que previamente provenía de China. Es por eso que la firma que tiene como presidente a Carlos Balian fue valorada por el ministro de Desarrollo Productivo Daniel Scioli a través de su cuenta de Twitter, así como también en las redes del ministerio.

Por su parte, este equipo también se puede utilizar para otro tipo de virus. Asimismo, Balian detalló en el spot que la empresa apunta a posicionarse también fuera de la Argentina. En su portfolio se incluye a termocicladores, cuba horizontal para electroforesis, entre otros elementos destinados a la industria biotecnológica.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre