La operación anunciada el  pasado viernes, a través de la cual los mexicanos de FEMSA se hicieron del 60% de Socofar, cambió nuevamente la brújula de las farmacias en América Latina.

El creador de farmacias Cruz Verde vendió el 60% de su compañía a Coca Cola Femsa. Pero seguirá en el sillón de la presidencia y reteniendo el 40% de la participación.

El creador de las consolidadas farmacias Cruz Verde, el chileno Guillermo Harding, retendrá el 40% de la propiedad del grupo-, a la vez que seguirá controlando los hilos del negocio desde la presidencia de la compañía.

En realidad, y según lo explica el diario El Mercurio, el puntapié inicial del negocio lo había dado su padre en 1949, en una época en que los precios de los remedios eran controlados por el Estado.

Luego la empresa creció bajo la gestión de Harding Alvarado a partir de 1978, cuando empezó el camino propio con la proliferación de locales, primero por Viña del Mar, luego en Santiago y el resto de Chile.

Esta operación le dio a su vez a Harding el plafón necesario para profundizar la expansión internacional de su negocio. El primer pie fuera de Chile lo había puesto en 2012, con la adquisición de Farmasanitas en Colombia, cadena que opera 150 puntos de venta. Ver artículo.

Según El Mercurio, Harding salió en busca de un socio como FEMSA porque necesitaba tener más peso para poder luchar en un campo de batalla en el que ahora compite contra una gran multi –tras la compra de Farmacias Ahumada por parte de Walgreens Boots Alliance.

Una vez que la alianza se materialice, hacia el cuarto trimestre del año, FEMSA, uno de los embotelladores de Coca Cola más grandes del mundo, comenzará a tener el control operativo de las 643 farmacias chilenas Cruz Verde, las 154 tiendas de belleza chilenas Maicao, y de los 150 puntos de venta de las farmacias colombianas Farmasanitas.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre