En sintonía con el rebrote de la pandemia que se reaviva de la mano de la variante Omicron, la PAHO gestionó una cantidad superior de envíos de vacunas anti COVID-19, respecto a las últimas semanas. Todos los lotes estuvieron dirigidos a países caribeños, con excepción de uno que fue destinado a Bolivia.

Durante la semana que está dándose por cerrada, una decena de países de la región  recibieron vacunas anti COVID-19 mediante la iniciativa COVAX. Ver PAHO.

El Gobierno de los Estados Unidos encabezó el cronograma de repartos con la donación de seis lotes. Dos de ellos arribaron el martes 14 a Santa Lucía y a República Dominicana, integrados por 115.830 y 63.180 unidades, respectivamente. Todos salieron bajo el sello de la norteamericana Pfizer.

El miércoles 15, una partida conformada por 70.200 dosis del mismo laboratorio llegó a la isla de San Vicente y las Granadinas. Y el jueves 16, Bolivia recibió 999.180 dosis, mientras que Granada, otras 69.030, también de Comirnaty. En tanto, el sexto cargamento fue recepcionado hoy sábado por Haití. Fueron 108 mil vacunas de la estadounidense Janssen.

Por otro lado, el Estado francés dispuso una partida de 827.190 dosis de la norteamericana Pfizer, la cual fue descargada en Nicaragua el martes 14. Ese mismo día, además, un lote integrado por 64.800 vacunas de la británica AstraZeneca fue recibido en Suriname, vía donación del gobierno español.

El gobierno de Dinamarca también se sumó esta semana a la iniciativa COVAX mediante la donación de 57.600 unidades de Janssen. Las mismas fueron descargadas hoy sábado 18 en Haití.

Previo a ello, la PAHO coordinó de forma directa dos envíos de Comirnaty que se efectivizaron antes de ayer jueves. El primero, integrado por 14.040 dosis, tuvo como destino a Barbados; mientras que el segundo, conformado por más de 1 millón de unidades, fue dirigido a Guatemala.

admin analisis

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre