La filial peruana de Merck cortó las cintas de una nueva oficina en Santiago de Surco, en la provincia de Lima. La mudanza es parte del proyecto Sumaq Wasi -que en lenguaje nativo quechua significa «casa bonita» y estaba prevista para abril, pero la pandemia la demoró.

A pesar de que la pandemia todavía limita muchas actividades laborales, con los colaboradores trabajando de manera remota y sin poder llevar a cabo reuniones con los proveedores, la alemana Merck inauguró sus nuevas oficinas en Perú.

El corte de cintas del espacio ubicado en Av. Manuel Olguín 325 oficina 1702, Santiago de Surco, en la provincia de Lima, estuvo bajo la responsabilidad de su propia capitana, Vanessa Vertiz. Uno de los detalles diferenciales es que las oficinas cuentan con open spaces comunes para todos los equipos.

Además, tiene un área de innovación, un sector de café, uno de juegos, 11 salas de reuniones, un moderno directorio, espacios de capacitación, comedor, lactario, entre otros. La anterior se encontraba en el distrito de Ate, también en Lima. Ahora, la reincorporación de los empleados al lugar se hará de manera progresiva, teniendo en cuenta los protocolos ante el COVID-19.

La compañía opera en Perú desde 1962 y después de más de 25 años decidió mudar sus oficinas a un nuevo edificio como parte del proyecto denominado Sumaq Wasi -que en lenguaje nativo quechua significa «casa bonita«. El traslado obtuvo la aprobación global en junio del año pasado y estaba previsto para abril del 2020, pero por el coronavirus se demoró hasta fines de septiembre.

VANESSA VERTIZ FUE LA ENCARGADA DEL CORTE DE CINTAS.

 

LA OFICINA CUENTA CON 11 SALAS DE REUNIONES.

 

POR LA PANDEMIA, LOS COLABORADORES SIGUEN TRABAJANDO DE MANERA REMOTA.

 

EL PROYECTO SE DENOMINÓ SUMAQ WASI, CASA BONITA EN QUECHUA.

 

HAY SALAS DE JUEGOS, DE CAFÉ Y DE INNOVACIÓN.

 

LOS ESPACIOS ABIERTOS BUSCAN PROMOVER LA COLABORACIÓN.

 

EL EVENTO SE HIZO POR STREAMING.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre