La alemana Merck Serono abrió su unidad de negocio OTC en la Argentina de la mano de su laxante Rapilax en versión gotas.

A base de picosulfato sódico, el producto le dará batalla directa a Dulcolax de Boeheringer Ingelheim, la etiqueta de mayor facturación en esta categoría.

Y otras marcas que no se quedan atrás son Laxamin de Temis Lostaló:, Opalino de Weltrap:, Delgacin de Higaté y Verilax de Bernabó. También compiten Modaton de Montpellier, y Trali de Pfizer, estos últimos de venta bajo receta.

De todos modos, en el mercado coexistirán las versiones OTC y de receta de Rapilax, esta última la de mayor facturación en el segmento prescription.

En materia de picosulfatos, la mayoría de las presentaciones OTC corresponden a otras formas farmacéuticas. Es el caso de Agarol de Elea (cápsulas, chicles, cápsulas blandas); Cirulaxia de Nycomed (comprimidos masticables) y Dulcolax de Boehringer Ingelheim (gragea y cápsulas blandas).

Merck Serono tenía hasta el momento, el 100% de su portafolio conformado por marcas de prescription. Oncología, fertilidad y enfermedades degenerativas constituyen su core.

Sin embargo, a nivel mundial la compañía cuenta con varias marcas de venta libre. Nasivin, Bion 3, Cebion, Diabion, Femibion, Kidabion

Pablo Adelardi fue convocado por la firma para liderar este proyecto. Por eso, su misión será evaluar cuáles son las marcas que mejor se adecuan en estas latitudes.

El ejecutivo ocupó la gerencia de marketing OTC en Roche desde 1989 a 1999, también formó parte de las filas de Gramón y trabajó en la internacional Boots.

merckserono

2 Comentarios

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre