El local Microsules le pone fichas a Salud Animal. Obtuvo las GMP para su planta de Avellaneda, en donde fabrica productos que le venden a terceros.

El laboratorio nacional Microsules, propiedad de la familia Breitman, le está poniendo fichas a su negocio de salud animal.

Acaba de obtener el certificado de Buenas Prácticas de fabricación de productos veterinarios por parte del SENASA para su planta de Avellaneda, en la que manufactura los antiparasitarios ricobendazol ivermectina, y el exipiente glicerol.

Además de la planta, los procesos certificados fueron la elaboración, acondicionamiento y depósito de productos veterinarios, y la elaboración de estériles y no estériles con excepción de antibióticos betalactámicos y hormonales.

La empresa está en el mercado de animal health desde hace 30 años y se enfoca en la venta a terceros. Sus principales clientes son Bayer, Bagó, y Brouwer.

SENASA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

20 30 años

 

igual

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre