La estadounidense Moderna, que esta semana cerró un acuerdo de distribución con la latina Adium Pharma para 18 países de la región, presentó un crecimiento en ventas del 2.200% durante 2021. El gran catalizador fue su vacuna contra el COVID, basada en ARNm, de la que entregó 807 millones de dosis.

La pandemia de coronavirus dejó algunos ganadores bien marcados en el mundo de Farma. Y la biotecnológica estadunidense Moderna fue claramente uno de ellos. Sus ingresos se dispararon un 2.200% durante 2021 al totalizar u$s 18.471 millones, en comparación con los u$s 803 millones de 2020. Ver Press Release.

En una nota a los inversores, la compañía explicó que la facturación aumentóprincipalmente por las ventas de la vacuna contra el COVID-19”, basada en la innovadora tecnología de ARNm. Durante 2021, las entregas de su blockbuster Spikevax sumaron 807 millones de dosis. Ver Presentación.

“Continuamos expandiendo y avanzando en nuestra cartera de ARNm con 44 programas en desarrollo”, dijo su CEO Stéphane Bancel. La biotecnológica considera que el virus del COVID evolucionará a una fase endémica en 2022 y, por ello, espera que sus ventas sean mayores en la segunda mitad que en la primera mitad de año.

El martes pasado, la compañía con sede en Cambridge (Massachusetts), anunció un acuerdo de distribución con Adium Pharma, para apoyar la comercialización de su vacuna contra el COVID-19, Spikevax, en América Latina. El deal cubre 18 países de la región, incluidos Brasil, México, Colombia y Argentina. Ver Press Release. Ver Raffo: toma licencia de Moderna, Latam

“La presencia en América Latina es una parte clave de nuestra estrategia comercial global. Estas asociaciones posicionan a Moderna para desempeñar un papel importante en la prestación de seguridad de atención médica contra el COVID-19 y futuras enfermedades prevenibles por vacunación«, señaló Bancel.

Creada hace 10 años, Moderna es una empresa de biotecnología pionera en terapias y vacunas de ARNm. Actualmente tiene presencia comercial directa en 11 países: Australia, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Corea del Sur, España, Suiza, Reino Unido y EE.UU.

Recientemente anunció planes para aumentar su presencia en diez mercados adicionales durante 2022. Ellos son Hong Kong, Malasia, Singapur, Taiwán en Asia y Bélgica, Dinamarca, Países Bajos, Noruega, Polonia, Suecia, en Europa.

La compañía tiene, además, acuerdos comerciales con distribuidores para suministrar la vacuna COVID-19 en 45 países. Además del que acaba de firmar con Adium Pharma para América Latina, mantiene otros similares con Zuellig Pharma en Asia Pacífico y Medison Pharma en Europa Central y Oriental e Israel.

El año pasado, en una conference call con inversores, dijo que quiere emplear el potencial del ARNm para construir un portafolio más amplio de vacunas. Por lo pronto, ya tiene nueve en curso con distinto tipos de avance. Entre ellas, se encuentran una tetravalante para la gripe estacional, el Zika, el virus respiratorio sincitial (VRS), el citomegalovirus, el HIV y el virus Nipah. La tecnología de ARNm podría también abrir las puertas de una nueva generación de vacunas oncológicas, una línea en la que Moderna ya está trabajando y tiene muchas expectativas. Ver presentación.Ver Press Release.

Moderna publicó sus resultados anuales el jueves 24 de febrero a las 08.00 am Argentina

Raffo: toma licencia de Moderna, Latam

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre