Las vacunas subieron a la la cresta de la ola luego de la pandemia del COVID-19. Y en ese marco, la nortemericana MSD lanzó Garsadil 9 en la Argentina. Convocó a pediatras, ginecólogos e infectólogos en el Alvear Icon de Puerto Madero.

El hotel Alvear Icon de Puerto Madero fue el marco en el que la nortamericana MSD lanzó en la Argentina una reversión de su vacuna para HPV Gardasil. La primera vacuna de esta serie había sido presentada en el año 2008, como cuadrivalente. Ahora la Gardasil 9 es nonavalente.

El producto que coexistirá en el mercado privado con la Gardasil original, tiene la ventaja de ofrecer mayor cobertura en función de que agrega 5 tipos adicionales de HPV, los que son considerados de alto riesgo oncogénico. Esto permite aumentar la prevención contra una amplia variedad de cánceres tales como el de cuello de útero, el de vulva, el de vagina, pene, ano y orofaringe. Todo esto fue explicado a los médicos pediatras, ginecólogos e infectólogos que asistieron al evento que tuvo como speakers a las infectólogas Florencia Cahn y Hebe Vazquez; al ginecólogo oncólogo Silvio Tatti; a la viróloga Alejandra Picconi y a la pediatra epidemióloga, Florencia Lucion.

La línea Gardasil está en Argentina bajo la responsabilidad de Nicolás Barale, quien actúa en MSD como director de Maketing para el negocio de Vacunas. Dicho portafolio está integrado además por las vacunas Varivax para varicela; Vaqta para hepatitis A; Pneumovax23 para neumococo; Rotateq para rotavirus, entre otras.

Asimismo, MSD mantiene un acuerdo de fabricación con el consorcio Sinergium Biotech para su segunda marca Silgard. Dicho producto forma parte del calendario de vacunación oficial y es adquirido por el Estado de forma regular. Por caso, la última adjudicación tuvo lugar en agosto pasado. Ver artículo adjudicación.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre