Novartis tiene el foco puesto en Brasil.

A través de su compañía de genéricos Sandoz, puso de relieve los ensayos clínicos que está desplegando en el campo de los biosimilares, en ese país.

Andre Brazay, country head de Sandoz para Brasil afirmó que los biosimilares son la única forma a través de la cual la población puede tener acceso a medicamentos sofisticados.

Agregó que los pacientes que han participado de los ensayos clínicos no hubieran recibido reembolsos y que el gobierno no tendría la capacidad financiera para patrocinar medicamentos de avanzada.

Por su parte, Philip Cruz, responsable de investigación clínica en el Instituto Brasileño de Control del Cáncer, sostuvo que los biosimilares se constituyen en la mejor vía para acceder a los medicamentos de avanzada en los países en desarrollo.


 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre