El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el ministro de Salud, Juan Manzur pusieron sus firmas para rescindir un contrato celebrado con el laboratorio Bioprofarma, que forma parte del grupo Bagó. Ver sitio Bioprofarma.

Esto fue en función de que el Instituto Nacional Central Unico Coordinador de Ablación e Implante solicitó la rescisión de dicho documento, debido a que vencidos los plazos previstos, la compañía no cumplió con la entrega del suministro contratado.

Todo se remite a la decisión administrativa 159 del 22 de abril de 2013, que había aprobado la licitación Pública 51/2012 del Ministerio de Salud para adquirir medicamentos inmunosupresores para el tratamiento de pacientes trasplantados.

En dicha licitación resultó adjudicataria, entre otras, la firma Bioprofarma emitiéndose en mayo de 2013, la orden de compra 124 . Ver licitación 51/2012.

También penalizaron a Bioprofarma con la pérdida de la garantía de cumplimiento de contrato, equivalente a la suma de $167.4 mil.

La firma tendrá que pagar dicho monto en el plazo de 10 días hábiles contados a partir de hoy lunes 15 de septiembre. Bioprofarma podrá a su vez interponer recurso de reconsideración.

licitacion512012

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre