La norteamericana Pfizer le puso fichas a su portafolio de biosimilares en el país. En este fin de año, la multi está lanzando dos productos: Abrilada, un bioequivalente de Humira, de Abbvie; y Ruxience, que toma como referencia a MabThera, de la suiza Roche.

Los biosimilares siguen ganando terreno tanto a nivel global como local. Ahora, en la Argentina, la que salió a dar pelea con dos nuevos productos de este tipo es la norteamericana Pfizer.

Por un lado, la multi está lanzando al mercado Abrilada, en base a adalimumab, el que toma como referencia a Humira, el blockbuster de su connacional Abbvie. El mismo se incorporó al portafolio de Inflamación e Inmunología, el que tiene como directora a Mariel Peric.

Así Abrilada, que ya fue presentado oficialmente a médicos de la especialidad, se suma al listado de bioequivalentes de Humira, indicado para artritis reumatoidea. Allí compiten a nivel local Hyrimoz de la suiza Sandoz, el brazo de genéricos y biosimilares del grupo Novartis; y Amgevita, de la norteamericana Amgen.

En paralelo, Pfizer que tiene como número uno en el país a Nicolás Vaquer, también está saliendo al ruedo con Ruxience, basado en rituximab, un bioequivalente del oncológico Mabthera de la suiza Roche. El medicamento, bajo el ala de Paula del Collado como cabeza de Onco, buscará ganar share en un segmento en el que juega el nacional Elea, con su biosimilar Novex lanzando en el 2014; y la suiza Sandoz con Rixathon.

En la Argentina el negocio de los biosimilares está alcanzando un creciente tamaño y ya están avalados más de una decena de productos de este tipo. La norteamericana Pfizer, por caso, comercializa además Ixifi que toma como referencia a Remicade, de Janssen, y que está indicado para artritis reumatoidea y enfermedad de Crohn. Ver «Biosimilares: status en la región, IQVIA».

Biosimilares: status en la región, IQVIA

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre