Dos laboratorios suizos realizaron hoy una convocatoria en la Embajada de Suiza en la Argentina. Fue para pasar revista al status del cáncer de mama y las perspectivas a nivel local. Estuvieron presentes las CEOs locales de Roche y Novartis, junto a Rubén Torres, quien definió al sistema de atención de la salud argentino como primitivo.

En el marco de la vuelta a los eventos y a las actividades cara a cara en el sector de farma, hoy la Embajada de Suiza en la Argentina abrió sus puertas para recibir a dos multis que crearon una iniciativa en conjunto relacionada con el cáncer de mama.

El encuentro tuvo como oradores a Rubén Torres, rector de iSalud; y a las CEOs de ambas compañías suizas: Lorice Scalise, de Roche y Monique Clúa, la uno de Novartis Oncología. También participó el embajador de Suiza en el país, Heinrich Schellenberg.

Al tomar el micrófono, Torres realizó un juego de palabras y fue directo al punto. Hizo referencia a que «en la Argentina más que atención primaria de la salud lo que hay es una «atención primitiva». Fue para graficar las enormes deficiencias del sistema, a la vez que sostuvo que estas dificultades giran en torno a «la voluntad política». Basada en su experiencia como ex funcionario público, el experto describió por caso cuando se suele presentar la situación en la se identifica que un determinador puede costar alrededor de u$s 2.000. Pero puntualizó que dicho desembolso seguramente podría aparejar grandes ahorros en el futuro. Asimismo resaltó que «hay debilidad en los datos», que el Instituto Nacional del Cáncer tiene datos aislados y que deberían enlazarse en un único registro.

En el encuentro se dio a conocer que de acuerdo al informe «Situación actual del Diagnóstico y Tratamiento del Cáncer de Mama en Argentina» realizado por la Universidad iSalud en el 2020, las mujeres con cáncer de mama en estadio avanzado en el sector público duplican al privado. Esto se debe tanto a barreras estructurales y socioculturales, como a la diferencia en relación con la amplitud de tratamientos disponibles en el ámbito privado versus el público.

Al llegar el turno de la uno local de Roche, Lorice Scalise dijo que: “Si bien pertenecemos a la misma industria y competimos en varias áreas de negocios, creemos que la colaboración y el trabajo conjunto pueden superar esa competencia en busca de más y mejores soluciones para que las personas accedan a tratamientos de forma más rápida”. Y en otro orden de cosas se refirió también al cáncer de cuello de útero al sostener que «es inadmisible que sigan muriendo mujeres» por dicha enfermedad «cuando se trata del cáncer más evitable».

Ambas empresas a su vez tocaron la campana de largada desde esta convocatoria. Novartis y Roche anunciaron hoy que las dos compañías otorgarán una jornada libre a sus colaboradores para que puedan realizarse controles anuales con la finalidad de prevenir enfermedades. Y así suman más beneficios para atraer talentos.

En el segmento del cáncer de mama, Novartis está presente con su etiqueta Kisqali, bajo la batuta de Monique Clua, la número uno de su división de Onco. En el primer semestre del 2021 el negocio trepó un 4% en facturación global, en gran medida apalancado por dicho producto, cuyos ingresos se incrementaron un 28%. Ver «Novartis: ventas crecen 3% en semestre».

Sin embargo, la que lleva la delantera de este mercado es su competidora directa, Roche, que cuenta con el anticuerpo monoclonal Herceptin. Además la empresa comercializa a Perjeta, el que se administra en conjunto con Herceptin; a Kadcyla; y a Tecentriq. Y a su vez tiene en gateras a Phesgo, el que aún no fue aprobado por la ANMAT. Ver «Onco: quién es quién en cada segmento».

ROCHE Y NOVARTIS: FOCO EN EL CÁNCER DE MAMA.
EVENTO EN LA EMBAJADA DE SUIZA EN LA ARGENTINA.
RUBÉN TORRES, RECTOR DE ISALUD.
LAS CEOS LOCALES DE ROCHE Y NOVARTIS EN LA EMBAJADA.

Onco: quién es quién en cada segmento

Novartis: ventas crecen 3% en semestre

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre