El Secretario de Salud dejó su silla en el gabinete. Fue tan solo 12 días hábiles antes de que formalmente asuma el nuevo gobierno nacional encabezado por Alberto Fernández.

Adolfo Rubinstein dio un paso al costado en su función como Secretario de Salud de la Nación, tan solo 12 días hábiles antes de que termine la gestión de Mauricio Macri.

Así, el Ministro de Salud que se pusiera al frente de la cartera desde octubre de 2017 y luego siguiera en el cargo tras su «descenso» a Secretaría, avisó el viernes pasado, mediante su cuenta oficial de Twitter, que se alejaba de la función.

A las 20hs del viernes 22 de noviembre dijo: «Todo el agradecimiento y reconocimiento a mis colaboradores y a los y las trabajadores del Ministerio de Salud de la Nación que son sostén y motor de su funcionamiento. Queda mi equipo hasta el final de la gestión para cerrar esta etapa en la que trabajamos para dar lo mejor para la salud pública».

La decisión se produjo tras la derogación presidencial del protocolo para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo (ILE) publicado el miércoles en el Boletín Oficial. El dato de color, sin embargo, es que hoy lunes 25 de noviembre se oficializaron tres nuevas medidas bajo su firma. Una de ellas se centró en la aprobación de recomendaciones en el marco de la Ley de Salud Mental; otra refiere al cumplimiento de la Ley 25.630; y la tercera responde al programa nacional de salud para pueblos indígenas.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre