Las empresas retornan gradualmente a los esquemas presenciales. Es el  caso de Sandoz, que esta semana tuvo su primer cara a cara post pandemia. Su Comité Ejecutivo se reunió en las instalaciones que la compañía tiene en Holzkirchen, al sur de Munich, Alemania bajo el mando de su CEO Richard Saynor.

El formato híbrido llegó para quedarse a la vida corporativa. Así quedó plasmado en la suiza Sandoz que esta semana rompió la racha virtual y se reunió de forma presencial después de 18 meses. La cita fue en su campus ubicado a 35kms de Munich, en Alemania.  

«Desde el comienzo de la pandemia, nos hemos reunido de forma remota, tomamos decisiones en línea y reclutamos nuevos colegas a través de entrevistas en video. E incluso tomamos tragos socialmente distanciados de vez en cuando», dijo en Linkedin Richard Saynor, su número uno.

Para el ejecutivo, esta semana fue especial porque aquellos que se sumaron a la compañía en este período pudieron por primera vez encontrarse con sus compañeros. El CEO admitió que el modelo de trabajo híbrido -parte desde casa y parte desde una oficina- probablemente sea la forma predominante durante algún tiempo en el futuro. El brazo argentino de Sandoz es conducido por Roberto Dormal.

En el meeting estuvieron la CFO Tatiana Eliseeva; la uno de Recursos Humanos, Inge Maes; la cabeza de la región Internacional; Francisco Ballester; el Chief Communications Officer, Steffen Kurzawa; y el Head del negocio Biofarmacéutico, Pierre Bourdage, entre otros.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre