El verano recesivo no es un obstáculo para que las etiquetas de healthcare se instalen en la playa a fin de ganar posicionamiento y recordación de marca. La nacional Silfab, por caso, llegó con sus balanzas y tensiómetros a la arena marplatense.

El marketing playero es uno de los principales recursos al que apelan las compañías de healthcare durante cada temporada de verano.

Y aunque este 2020 arrancó con una economía más que ralentizada, el mayor caudal de turistas en el país se convierte en una gran oportunidad para las marcas. Por caso, Silfab, la empresa nacional propiedad de las familias Silvestrin y Fabris, inauguró la temporada y llevó a cabo una activación en el Parador Principe & Portofino de Playa Grande, Mar del Plata.

Para generar un contundente posicionamiento y recordación de marca, la firma desplegó en la arena de la costa argentina su abanico de productos. Los veraneantes pudieron tomarse la presión, pesarse y participar de diferentes juegos en la playa. Ver empresa.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre