La presidenta Cristina Fernández de Kirchner ya retomó su agenda y quiere seguir poniendo el foco en la producción nacional.

Es así que mañana cortará simbólicamente las cintas de la planta de vacunas de Sinergium Biotech, un consorio que tendrá el sello de Elea, Biogénesis Bagó y Novartis Argentina.

Así, desde la bonaerense Garín se producirán vacunas antigripales después de una inversión de u$s 60 millones.

Dicha locación contará con una capacidad intalada para manufacturar 20 millones de dosis anuales.

Aunque las vacunas recién estarán en el mercado para 2014.

El proyecto surgió en el 2009, cuando la epidemia de la gripe H1N1 puso en evidencia la deficiencia de la provisión de vacunas en el país.

Es por eso que contó con el visto bueno del Poder Ejecutivo, que lo decretó de interés nacional y luego lanzó a través del Ministerio de Salud de la Nación la Licitación Pública.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre