La ANMAT tiene abierta una consulta pública que apunta al segmento de las soluciones parenterales. Será obligatoria la tecnología de sistema cerrado.

La ANMAT sometió a consulta pública una nueva normativa que tiene entre manos establecer nuevas exigencias para el segmento de las soluciones parenterales.

La medida tiene por objetivo que la Argentina quede alineada con otras agencias regulatorias que ya han sustituido los sistemas abiertos por los sistemas cerrados, usados en este tipo de productos.

Así el proyecto especifica que las soluciones parenterales de gran volumen deberán ser fabricadas en el país con esta tecnología de última generación. Ver proyecto.

Las empresas que deban migrar los sistemas de fabricación tendrán un plazo máximo de dos años.

La consulta estará abierta hasta el próximo viernes 28 de julio. Ver consulta.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre