Donald Trump ganó y ya se habla de reducción de impuestos. Apuntan a que las compañías se queden en los Estados Unidos. Quieren dejar atrás el boom de las «operaciones inversas».

El empresario Donald Trump ya es el nuevo presidente de los Estados Unidos y resulta oportuno analizar cuál podría ser el impacto sobre la industria de farma.

El dato clave, según lo consigna la agencia de noticias Reuters es que este nuevo gobierno podría enfriar las famosas «operaciones inversas» que habían dado la nota durante el gobierno de Barack ObamaVer artículo.

Trump expresó que está en sus planes trabajar junto con el Congreso en pos de bajar los impuestos para las compañías norteamericanas. Esto podría ser un ancla para que las empresas resulten atraídas para mantener su sede fiscal en los Estados Unidos.

Pfizer fue el caso emblemático de una compañía clave en el segmento de farma que quiso, a través de la compra de Allergan mudar su sede fiscal a Irlanda. No lo logró.

Fue justamente una mega corporación de farma la que estuvo bajo los flashes durante el gobierno de Obama. Hablamos de Pfizer, que tuvo que recular en su intento por comprar Allergan y así trasladar su sede fiscal a Irlanda, luego de que el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos le pusiera un pie en la cabeza con una nueva normativa. Ver artículo.

Las grandes inversiones que podrían generarse como consecuencia de la baja de impuestos, supondrían también un gran avance para la financiación de proyectos de biotecnología investigaciones de tratamientos contra el cáncer.

trumpfarna01

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre