Después de que la gigante de consumo masivo Unilever anunciara en julio una inversión en su planta de Tortuguitas en la Argentina, ahora la compañía avisó que dejará de producir sus jabones para lavar la ropa en su site de Conchalí, en Chile.

El coronavirus generó reestructuraciones de diversa índole y las multis del sector no son la excepción. Ahora en Chile, la angloholandesa Unilever avisó que desde el mes que viene llevará a cabo una desinversión en su operación. Ver artículo Alexion. Ver artículo Pierre Fabre.

Según un artículo publicado por el diario La Tercera, la corporación informó que a partir del 3 de octubre dejará de producir en sus plantas propias ubicadas en el país trasandino algunos artículos de limpieza que se comercializan en ese mercado. Ver artículo La Tercera.

Según Nuria Hernández, gerenta general de Unilever Chile, los cambios en el consumo de jabones para la ropa -con el paso de las presentaciones en polvo a las líquidas-, además de las compras en ferias de productos más económicos, hicieron que la operación deje de ser rentable en ese país.

La compañía afirmó -de acuerdo a La Tercera- que seguirá presente en el país con sus marcas e indicó que la decisión responde a las transformaciones a lo largo de la cadena que ha enfrentado la industria y la matriz productiva de Unilever a nivel global, las que han acelerado en Chile la necesidad de reconfigurar la operación, que ya estaba enfrentando «serios problemas de competitividad«.

Además de abandonar la producción de jabones para la ropa y detergentes para vajilla, la multinacional comunicó que venderá su terreno en Conchalí, al norte de Santiago, donde se encuentra su planta. En una entrevista con el programa Agenda Económica de CNN Chile, la gerenta general de Unilever en ese país, Nuria Hernández, sostuvo que «la compañía está continuamente revisando su estrategia productiva».

La ejecutiva afirmó que los cambios surgidos en el mercado chileno durante los últimos años respecto al consumo de jabones para la ropa, registraron una paulatina migración de polvos a líquidos, y la proliferación de las ventas de detergentes líquidos más económicos en las ferias libres hicieron que la estructura de Unilever en ese país no sea eficiente. Ver CNN Chile.

Esta reconfiguración de Unilever en Chile se enmarca a su vez en la inversión que materializó la compañía en la Argentina recientemente. En julio la multi avisó que inyectará $111 millones (u$s 1.4 millones*) para su planta de Tortuguitas, la segunda más grande que la multi tiene en Latinoamérica. De esa cifra $44 millones (u$s 578 mil*) se destinarán a la producción local de los jabones líquidos para lavar la ropa Ala Skip con una «nueva tecnología diluible». El proceso de «nacionalización» tiene previsto concluirse en el 2021, por lo que para esa fecha se estima que se dejará de importar el producto desde Brasil. Ver artículo Unilever invierte en Argentina

*u$s 1 = $76,05 (cotización del BCRA – mie 29/7/2020, día del anuncio)

Alexion se va de Argentina, exclusiva

Pierre Fabre sale de Argentina

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre