Gritos, pataleos, berrinches y enojos de niños rebeldes son el eje central del nuevo comercial de la alemana Bayer para su producto Actron Pediátrico, el que ahora se presenta en 180 ml. con una jeringa dosificadora.

Los chicos de la nueva generación no siguen los cánones ni las reglas. Y en esto se apoyó la alemana Bayer para su asertiva publicidad de su antifebril Actron Pediátrico.

Distintos estilos de pataleos y berrinches son los que dan la nota bajo la magnífica cortina de «Cry Baby» de Janis Joplin. En diferentes escenarios domésticos los niños se niegan, muestran su personalidad o fijan su postura.​ Por caso, rechazan las verduras, las órdenes, o el hecho de tomar un jarabe tradicional.

Así el comercial integra a padres y chicos rebeldes a quienes «cuidarlos no es fácil» como lo muestran las escenas. Para estos pibes y pibas tech, lo que está disponible es la nueva versión de 180 ml. de Actron pediátrico con ibuprofeno que se presenta con una jeringa dosificadora «para hacer todo más simple».

Palabras clave: Invierno; temporada; otoño; estacionales.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre