En el día de hoy, mientras que por un lado se cerró el acuerdo con el FMI, por el otro, el BCRA se integró al SIMI. En tanto, el conflicto entre Rusia y Ucrania se mantiene como uno de los principales temas en los medios de comunicación.

Luego de un período de negociacionesse cerró el acuerdo para reestructurar la deuda con el Fondo Monetario Internacional. En Infobae se detalló que la iniciativa se tratará en el Congreso el lunes próximo. Además, se explicó que el programa incluye 10 revisiones que se realizarán de manera trimestral durante dos años y medio, y que la deuda se pagará en un período de 4 años y medio, a partir del año 2026 y hasta el 2034Ver artículo Infobae.

Asimismo, respecto a las distribuidoras de gas y electricidad, se comenzará a aplicar una política de segmentación de tarifas. Esto, según explicó la portavoz del Gobierno, Gabriela Cerruti, es uno de los puntos que surge del acuerdo con el FMI. En un artículo de IProfesional, Andrés Sanguinetti expresó que aún no se informó la fecha de inicio de dicho esquema, ni el valor real de los servicios públicos pero que, sin embargo, Metrogas, EDENOR y EDESUR ya advirtieron que los cambios en la ecuación y la eliminación parcial de subsidios no ayudarían a mejorar su complicada situación financiera. Ver artículo IProfesional. 

En tanto, el directorio del Banco Central decidió, en el día de hoy, que empezará a formar parte del Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI), del que participan el Ministerio de Desarrollo Productivo y la AFIP, y tendrá la posibilidad de asignar una categoría específica vinculada con la forma de acceder al mercado de cambios. Ana Pedotti mencionó, en Clarín, que el BCRA dispuso mantener, hasta fin de año, las condiciones de acceso al mercado aplicables a pagos de importaciones; la conformidad previa para cursar pagos de endeudamientos financieros del exterior con acreedores vinculados; y las normas en materia de refinanciación de pasivos externosVer artículo Clarín.

Entre otros temas, la invasión de Rusia a Ucrania causa cada vez más impactos en la agenda político-económica. En La Nación, Diego Cabot señaló que, ahora, el sector ferroviario enfrenta las consecuencias. Debido a las penalidades financieras impuestas por la comunidad internacional al territorio ruso, se vio afectada una compra que había pactado la Argentina con el país sancionado. La misma consistía en la adquisición de nuevos trenes eléctricos, que deberían formar parte del ramal San Martín, por US$ 864 millones. Ver artículo La Nación. 

Por otra parte, en cuanto a las PyMES, tras casi dos años de pandemia todo indica que el 2022 se presenta como la instancia de recuperación del sector. En un artículo de Perfil se consignó que, si bien la actividad no alcanzan el nivel prepandemia, de igual modo, se está logrando un crecimiento moderado desde la mitad del 2021. La industria nacional manufacturera aumentó un 12,9% anual en enero y las ventas minoristas a precios constantes subieron 17,5%. Ver artículo Perfil. 

 

 

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre