El conflicto entre Rusia y Ucrania se mantiene en las tapas de los diarios. En tanto, el acuerdo con el FMI es otro de los tópicos calientes de la agenda político-económica. El intercambio comercial además se ha convertido en un tema que recobra importancia por las trabas que emergen.

A pesar de que el conflicto entre Rusia y Ucrania se localiza a millones de kilómetros de Argentina, de todos modos llegan las esquirlas. Esto es porque el cierre de los puertos dichos países provocó un impacto directo en varios rubros de exportación criollos. Son por caso, el de las frutas; los cítricos; los quesos; y la pesca. En Infobae, Martín Melo consignó que desde el Ministerio de Agricultura, la Cancillería y el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria, se están tomando medidas para que aquellos envíos, que tengan como destino el puerto ruso de San Petersburgo, puedan ser pagados a través de cuentas bancarias que no hayan sido afectadas por el congelamiento dispuesto por Estados Unidos o Europa. Ver artículo Infobae. 

En tanto, el ministro de Economía, Martín Guzmán se reunió, esta semana, en el Congreso, con industriales, representantes del comercio y del sector bancario. En La Nación, Francisco Jueguen señaló que, en el encuentro, los empresarios multiplicaron su pedido para cerrar un acuerdo con el FMI y evitar la mora con el organismo. Además, volvieron a reclamar un plan económico serio y medidas para mejorar la competitividad. En ese marco, el presidente de la Unión Industrial Argentina, Daniel Funes de Rioja, adelantó sobre un documento con propuestas para el desarrollo productivo que será debatido en el próximo Consejo General de la UIA. Ver artículo La Nación. 

Asimismo, el sector energético afronta un alza en sus precios. En un artículo de Clarín se informó que Martín Guzmán, viajó a los Estados Unidos, el día miércoles, a efectos de asistir a la principal cumbre mundial de energía. Allí, el funcionario expresó que los altos costos del petróleo y del gas podrían dar lugar a la eliminación de los subsidios, a pesar de que, este año, el Gobierno pretendía reducirlos en un 0,6% del PBI, como parte del acuerdo con el FMI. Ver artículo Clarín.

El tema de la ley de alquileres también continúa bajo el tapete. En IProfesional, Patricio Eleisegui detalló que, si bien existe la posibilidad de que se apliquen cambios en la normativa vigente, sólo en lo que va de marzo los contratos evidenciaron subas cercanas al 54% y la oferta de unidades sigue achicándose. Ante la situación, el sector aguarda que el Gobierno promueva las modificaciones que vienen esperando y el oficialismo evalúa: una reducción de los contratos, que pasaría de 3 a 2 años, y una actualización de valores por semestre y no de forma anual. Ver artículo IProfesional. 

Por otra parte, en el bimestre de enero-febrero se registró una leve caída en la cantidad de locales comerciales vacíos. En un artículo de Perfil se reflejó que, en las principales áreas comerciales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, hubo un descenso del -3,3% relativo a este indicador. De acuerdo con el informe publicado por la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) se detectó un total de 378 locales en venta, en alquiler o cerrados, mientras que en noviembre-diciembre ese número era de 391. Sin embargo, pese a estos números, si se lo compara con lo sucedido en el mismo período del 2021, se registró una suba de 4,4%. Ver artículo Perfil. 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre