GSK lanzó un nuevo spot para su marca Alikal. Bajo el nombre «Pegote», el corto muestra a un joven que, como a un imán, se le pegan al cuerpo gran cantidad de objetos.

«Pegote» se llama la nueva campaña publicitaria que la británica GSK diseñó para su analgésico-antiácido Alikal.

El spot sigue el mismo camino que el que lanzó la compañía el año pasado, denominado «Una palestra». Ahora, un joven se despierta y logra apagar el despertador, el que le queda pegado a su mano.

Al desplazarse hacia la universidad con cansancio y desgano, una bici, un café, una baldosa y hasta un perro quedan incrustados en su cuerpo haciéndole aún más pesado el camino.

La publicidad, sin embargo, destila un sesgo machista. En la misma, el chico empuja con violencia a una joven a la que choca caminando por la calle.

Así la multi repite su estereotipo de género. En el 2014, el laboratorio había lanzado una campaña para Ibuevanol Forte con impronta misógina. Bajo el concepto “será porque te vino” dio que hablar y desató la polémica. Ver artículo.

 

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre