La ANMAT está depurando el padrón. Esta semana le dio de baja a diferentes firmas y se apresta a emitir nuevas normativas.

La ANMAT le bajó el pulgar a distintas firmas que habían en algún momento obtenido la venia de ese organismo.

Aunque esto no será lo único. Según pudo saber Pharmabiz, la agencia capitaneada por Carlos Chiale, le está dando las puntadas finales a una nueva norma. La misma definirá y diferenciará a un establecimiento activo de uno inactivo.

Además tiene en carpeta otra normativa referente a la habilitación edilicia y a la habilitación funcional.

Las dispos que darán a luz diferenciarán lo que es un establecimiento activo de uno inactivo. La otra, ajustará los tornillos para la habilitación edilicia y funcional.

Por lo pronto los cambios se están viendo en los papeles. A través de una serie de disposiciones, el organismo le dio de baja a una decena de empresas.

Esta semana cayó la droguería Martorani y las firmas Barnes HindFarmagenBlafin; y Migra. Las cinco están ubicadas en la Ciudad de Buenos Aires.

Asimismo se registraron bajas en otros distritos. Quedaron fuera el laboratorio cordobés Apotarg y el Instituto tucumano Tropical de Bioquímica.

Mientras tanto, el organismo notificó a las firmas Puebla y Pacemaker acerca de la cancelación de ciertos certificados de inscripción debido a la alteración o incumplimiento de las condiciones de autorización.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre