Bagó se diversifica en Brasil con fórmulas infantiles. Cerró un acuerdo de licenciamiento con los neerlandeses de Ausnutria a fin de comercializar la marca Kabrimil. Son fórmulas a base de leche de cabra con las que apuntará a romper el reinado de Nestlé y Danone, las que mandan en presentaciones a base de leche de vaca.

El grupo Bagó lanzó en Brasil su división de nutrición, una categoría que a nivel mundial está mostrando un crecimiento sostenido. Y el puntapié de este nuevo negocio lo dio con Kabrimil, fórmulas infantiles a base de leche de cabra.

Para este desarrollo, Bagó cerró un acuerdo de licenciamiento con la neerlandesa Ausnutria, dueña de la marca Kabrita. Fundada hace más de 100 años, la compañía se especializa en leches en polvo y de fórmulas. Ver Ausnutria.

Para albergar esta nueva unidad de negocios, la empresa comandada en Brasil por Fernando Loaiza, construyó un pabellón de 3.000m² en las instalaciones que tiene en el Polo Industrial de Colatina, en el estado de Espirito Santo, al sudeste del país. El acto contó con la presencia del gobernador Renato Casagrande y el intendente de la mencionada ciudad, Guerino Balestrassi.

En el 2012, Bagó inauguró su nueva fábrica de Espirito Santo ubicada en el Polo Industrial de Colatina. Con una inversión de R$ 80 millones (u$s 16,1 millones), la fábrica ocupaba originalmente un espacio de 43.500m² para elaborar productos de líneas tales como nutrición, farma, biológicos y cosméticos. Ver Comunicado.

Por estos lares, Bagó participa en un joint venture que cerró en el año 2000 con la también neerlandesa Nutricia. La misma fue adquirida en el 2007, por el grupo francés Danone, y su producto estrella es la línea de leches infantiles Nutrilon.

1 u$s : R$ 4,96

RENATO CASAGRANDE, GOB. ESPIRITO SANTO; FERNANDO LOAIZA, PRES. BAGÓ DO BRASIL; GUERINO BALESTRASSI, INT. COLATINA.

 

 

 

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre