La empresa de prótesis norteamericana Biomet, confesó su delito y puso el tema en el centro de la polémica.

Dicha compañía reveló que pagaba sobornos a funcionarios de la Aduana argentina para entrar productos sobrevaluados, según reportó hoy una nota del diario Clarín del periodista Daniel Santoro. Ver artículo.

Así, los médicos de hospitales y las obras sociales recetaban únicamente la prótesis de esta marca, a cambio de una comisión de un 15 ó 20 % del valor del producto.

Esta práctica que existió entre 2000 y 2008 fue admitida ahora por la empresa Biomet ante la justicia de los Estados Unidos.

La investigación estuvo en manos de la Comisión Nacional de Valores de EE.UU (SEC). que aplicó la ley que penaliza a empresas norteamericanas por pagar sobornos en el exterior.

Según el informe, sólo en 2008 se pagaron u$s 436 mil por este concepto.

Pero para evitar una condena penal Biomet, que cerró su filial local en 2008, aceptó pagar una cifra de u$s 23 millones a la SEC.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre