El Estado reglamentó la Ley de Desarrollo y Producción de la Biotecnología, que apunta, entre otros ítems, a la investigación científica y tecnológica. A su vez, contempla ciertos beneficios fiscales para las empresas del rubro.

El gobierno reglamentó la Ley de Desarrollo y Producción de la Biotecnología Moderna, que había sido promulgada una década atrás.

Se trata de la Ley nº 26.270, que comprende, entre otras actividades, la investigación científica y tecnológica de la biología, bioquímica, microbiología, bioinformática, biología molecular e ingeniería genética, orientada al desarrollo productivo; la transferencia tecnológica hacia el sector productivo de bienes y servicios; y el desarrollo de emprendimientos biotecnológicos. Ver Ley.

A su vez, la normativa contempla ciertos beneficios fiscales para las empresas del rubro, como una amortización en el Impuesto a las Ganancias.

El Estado dio el OK para aplicarla a través del decreto nº 50 que fue publicado ayer, miércoles 17 de enero, en el Boletín Oficial. Ver decreto.

Aunque la Ley había sido sancionada y promulgada parcialmente en julio del 2007. Por ese entonces, se había establecido que la normativa tendría una vigencia de 15 años a partir de su promulgación. Sin embargo, ahora quedó efectiva sólo por sólo cinco años, hasta el 2022.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre