Los pases siguen híper picantes a poco de cerrar el primer semestre del año. Los cruces de toda laya entre empresas continúan dando la nota, a la vez que el sector de las CRO se muestra súper dinámico en consonancia con el boom de los clinical trials.

Tras la salida de Pablo Slutzky hacia el nacional Elea, los alemanes de Bayer optaron por alguien de su cantera a fin de generar el reemplazo. Eligieron a Paula Fontán como la nueva cabeza de la franquicia de Salud Femenina. Fontán tomó la posta desde este mes a la vez que dejó liberado el asiento de brand manager para el negocio de Oftalmo en Cono Sur.

En paralelo, en Elea designaron a un nuevo gerente de Acceso a Mercado para cubrir el sillón que quedó vacante tras la reciente salida de Pedro Aragón. El que tomó la batuta fue Diego Drajer -hijo de Isaías Drajer-, quien desde fines del 2020 actuaba como adjunto a la dirección de Marketing.

Diez meses después de que la francesa Pierre Fabre licenciara sus productos de Dermocosmética a manos del laboratorio Sidus, ya comienza el desgrane. Es así que en este junio la que culminó una etapa fue Silvina Zeitune. La ejecutiva ya dejó atrás la gerencia de Marketing en la firma, propiedad de la familia Argüelles, que se convirtió en representante de marcas tales como Eau Thermale Avène; A-Derma; Klorane; y Ducray. Tras su salida, Zeitune se cruzó a la norteamericana Abbott donde tomó el sillón de gerente de Marketing para el negocio de Productos Establecidos, en reemplazo de Vanina Faillace, quien ya había emigrado de la compañía.

En la francesa Sanofi llegó el fin de ciclo para Melina Di Ciurcio durante este junio. La ejecutiva había desembarcado hace dos años para ponerse a la cabeza de la unidad de Diabetes y Cardiovascular, y luego asumió la responsabilidad de jefa de Operaciones. Por ahora la corporación no designó a su reemplazo.

En paralelo, en Sanofi Pasteur se oficializó al nuevo gerente de Marketing para Cono Sur. El elegido fue Justo Sáenz, quien se cruza desde Sanofi Genzyme reemplazando a Nicolás Larsen, quien salió de la compañía hace un trimestre. A su vez, el que cambió de rol es Pablo Bianculli, que ahora se puso el sombrero de director médico global de Enfermedades Raras Hematológicas en Genzyme, por ahora con asiento en la Argentina. El ejecutivo deja su sillón de gerente de Acceso para Vacunas Cono Sur. Su lugar lo tomó Cristian Oddo.

Asimismo en Sanofi Pasteur, Lorena Sibilia estrenó el guardapolvo de medical manager para Cono Sur. La ejecutiva, que forma parte de la compañía desde el 2018, tomó el lugar de Carla Simonetto quien se cruzó en mayo a una posición en la región ibérica como PPH Medical Advisor y MSL lead.

En la israelí Teva se rearmó el equipo. Rodrigo Scrivano ya reemplazó a Ignacio Alberdi y se transformó en director asociado para Primary Care. Así le dio un cierre a su ciclo de cinco años en la norteamericana Janssen donde actuaba como gerente de la unidad VIH, Vacunas, Neurociencias y Cardio. En simultáneo la firma capitaneada por el ex Sanofi, Juan Martín Meli, convocó a Natalia Garamendy que también formó parte de Sanofi y cuya última posición fue en Coca-Cola. Fue para tomar las riendas de Business Developement.

En Janssen además otro que culminó una etapa fue Santiago Moreno, quien se desempeñaba como Strategic Access manager. El ejecutivo se cruzó de multi y desembarcó recientemente en la alemana Boehringer Ingelheim. Allí se puso el sombrero de regional Market Access Manager para el negocio de Cardiometabolismo.

Sofía Kalish se mudó de continente. Fue luego de tomar una nueva posición internacional en la británica GSK. La ejecutiva argentina se transformó en head of Communications para Specialties y Respiratoria en los Estados Unidos. Así dejó atrás su rol como head global de Comunicaciones en ViiV Healthcare, el joint venture de GSK y Pfizer enfocado en HIV. En esta etapa, Kalish ya tiene asiento en la ciudad de Filadelfia.

Cosmética y Consumo Masivo

Los mexicanos de Genomma tentaron a Tais García Borda, quien actuaba en el negocio de OTC de la francesa Sanofi. Fue su expertise en el Consumo Masivo -ya que antes formó parte de Andrómaco– lo que atrajo a la compañía latina. Ya se subió al equipo que gestiona las marcas TEA y Lomecan.

A la filial local de la india Godrej llegó Natalia Castañón. La ejecutiva se incorporó como gerente de la categoría de Cuidado Personal -en la que se encuentran enroladas marcas como Villeneuve, Millefiori y Roby-. Fue para remplazar a Lucía Benito que en febrero se pasó a la suiza Galderma para liderar la línea Cetaphil. Así Castañón dejó atrás una función similar en la chilena Softys.

Carolina Recalde se está cruzando de industria. Se incorporó a la nacional de cosmética Lidherma como demand and supply planner. Para ello terminó una etapa en Biosidus donde se desempeñaba como analista de planeamiento.

Cambios en CROs

En el ala de las CRO, los pases están más que calientes en función del boom de los ensayos clínicos. A IQVIA se subió Mariana Ulloa que llegó desde Covance donde actuaba como clinical trial coordinator. Ahora tomará el cargo de clinical monitoring lead. Asimismo, a IQVIA se incorporó Florencia Szulak como clinical project manager para virtual trials. Fue luego de una etapa en PRA, la CRO que está en proceso de fusión con ICON, donde ejerció como lead clinical data manager.

Asimismo, IQVIA también está reclutando colaboradores que llegan desde laboratorios farmacéuticos. La firma norteamericana convocó a Diana Otero, quien hasta el momento se desempeñaba en el laboratorio nacional Elea como analista de Asuntos Regulatorios Internacionales. La ejecutiva se sumó a la multi como Regulatory Affairs officer para Asuntos Globales.

Y los cambios no terminaron allí. La que se bajó de IQVIA fue Caterina López, que dejó su silla de clinical research associate para integrarse a la CRO británica PPD en un rol similar. En simultáneo, en PPD designaron a Nicolás Collia como Quality Assurance Compliance manager. El ejecutivo actuaba como quality assurance auditor para LATAM en Accelerated Enrollment Solutions (AES), firma del mismo grupo.

En tanto, en la CRO Medpace ficharon a Lucas Gómez, como Clinical Research associate. El ejecutivo se subió al wing de las CROs tras una década en distintos laboratorios. Por caso, su última posición fue en el nacional Baliarda, como bioanalytical development responsible.

Y en el negocio de los estudios clínicos se anotaron más cambios. Loreley Sterin se cruzó a la suiza PSI. Allí se puso el sombrero de Clinical Trial lead. Para ello la ejecutiva terminó una etapa en ICON donde fue Clinical Operation manager.

Planta y técnica

En el laboratorio nacional Casasco hubo cambios de relevancia. Alejandro Santarelli se transformó en director técnico. Fue para reemplazar a Luis Radici, una persona clave dentro de la estructura, quien falleció en el mes de abril. Era el esposo de Adela Casasco, miembro de la familia propietaria. En el área además se anotó otro movimiento. Hernán Ferrauti, que actuaba como jefe de Aseguramiento de la Calidad, fue promovido como subgerente de Calidad.

Y no es la única dirección técnica que registra novedades en esta parte del año. En el suizo Ferring, Alejandro Meneghini dio un paso al costado. El que tomó la posta fue Miguel Ferrante, quien forma parte de la compañía desde hace más de 17 años. En casi dos décadas ocupó diferentes posiciones, hasta que en el 2013 se convirtió en director de Garantía de Calidad y Control de Calidad.

Iulia Suprunets dejó el nacional Baliarda para cruzarse a la alemana Boehringer Ingelheim. La ejecutiva, que se desempeñaba desde octubre del 2020 como responsable de Asuntos Regulatorios, asumirá ahora un rol similar con responsabilidades sobre la región.

Marco Benedette se suma a la lista de profesionales que optan por un cambio. En este junio, arranca una nueva etapa como gerente de Operaciones en el nacional Eczane. Llega del también local Biomas, en donde ocupaba el cargo de sub gerente de planta. En su nuevo rol tomó el lugar de Leandro Sequeiros, quien se transformó en asesor externo luego de mudarse a la ciudad patagónica de San Martín de los Andes.

Walter Rosso cruzó la frontera. Se mudó a Paraguay para incorporarse al laboratorio de  análisis físicos, químicos y microbiológicos bautizado Desarrollo Farmacéutico y propiedad de Julián Scorzielo. Rosso se desempeñará como gerente general, con responsabilidades sobre las áreas de desarrollo analítico, aseguramiento y control de calidad. El profesional le puso fin a un ciclo de casi 10 años al frente del área de Desarrollo Galénico en el nacional Varifarma.

Informe del Equipo de Redacción, editado por Camila Bartucci. Para información de pases escribir a info@pharmabiz.net y/o a cbartucci@pharmabiz.net.

 

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre