Grupo Casa Saba informó mediante un comunicado de prensa que su subsidiaria Farmacias Ahumada llegó a un acuerdo con la brasileña Profarma para la venta de sus operaciones de farmacias en Brasil. Ver comunicado.

El acuerdo fue realizado por una consideración de $87 millones de reales brasileños (u$s 43 millones) e incluye las acciones de su subsidiaria brasileña, CSB Drogarias y las marcas Drogasmil y Farmalife.

Manuel Saba, Presidente del Consejo de Casa Saba, comentó, «Esta transacción nos permite concluir nuestro proceso estratégico enfocado en concentrar el portafolio de negocios de la división de farmacias en México y Chile, mercados clave donde ejercemos una posición de liderazgo.”

Con esta decisión, Saba profundiza su estrategia de desprenderse de sus activos en América Latina. La distribuidora de productos farmacéuticos mexicana ya había vendido sus farmacias en Perú un año atrás. Ver artículo.

La operación requiere aún la aprobación de la autoridad antimonopolios de Brasil.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre