Los laboratorios de análisis clínicos que se pusieron en valor durante la pandemia del COVID-19 por sumar el servicio de hisopado para detectar el coronavirus, no escapan a la crisis de financiamiento del sector. Con tarifas rezagadas, las empresas del rubro se reconvierten, aunque buscan achicar la brecha de precios.

En un 2021 de pandemia, en el que los costos del sector de la salud están en el centro de la escena, la Cámara de Laboratorios de Análisis Bioquímicos (CALAB), presidida por Luis Mónaco y que forma parte de la Unión Argentina de Salud (UAS) generó una nueva edición de su Encuesta sobre Valores de Determinaciones.

El informe completo al que pudo acceder Pharmabiz y que contiene un resumen de acceso público, contó con la participación de 32 asociados de todo el país. Allí se detalló que el Nomenclador Bioquímico Único (NBU) que pagan las obras sociales y prepagas en el país promedia los $55,5 (u$s 0,54). Ver informe

Según una encuesta realizada por la entidad que nuclea a los laboratorios de análisis clínicos, la CALAB, las tarifas promedio que pagan los financiadores privados y públicos es de $55,5 (u$s 0,54). Los datos surgen de un relevamiento realizado a 32 socios, el que traza un mapa de los precios en el sector.

De allí se desprende que el NBU promedio en AMBA es de $25,32 (u$s 0,24) y se constituye en el precio piso de todo el país. En la otra punta, en la región patagónica el monto promedio es de $86,40 (u$s 0,84). En tanto, en el resto de las regiones relevadas interior de Buenos Aires; Centro; Cuyo; NEA; y NOA– las cifras van entre los $52,44 (u$s 0,51) y los $59,89 (u$s 0,58).

La encuesta, a su vez, apuntó a determinar cuánto pagan siete financiadores públicos y privadosPAMI; cada Obra Social Provincial; OSDE; Galeno; Omint; Swiss Medical; y Medicus– en tres niveles de complejidad: alta, media y baja. El relevamiento realizado en el mes de junio incluyó un total de 4.305 valores y 15 presentaciones, las que -de acuerdo a lo desglosado en el documento- representan en conjunto el 70% del volumen. El informe está destinado a que las empresas socias lo utilicen como referencia en sus negociaciones con los financiadores, teniendo en cuenta lo que se paga por cada prestación en su respectiva región.

Y uno de los datos que resalta en el conjunto de las siete zonas del país, es que el financiador sindicado con el precio de pago más alto en el AMBA es el PAMI. Se consigna que la obra social más importante de América Latina abona un promedio ponderado de $701 (u$s 6,83), un 44,2% por encima de la media de $486 (u$s 4,73) que resultó del estudio. Aunque, según las fuentes privadas consultadas por Pharmabiz, se explica que las demoras en la cadena de pagos, desde la institución comandada por Luana Volnovich hacen que estos valores terminen siendo totalmente distorsionados.

Respecto de los financiadores privados, el que menos paga es OSDE con $393 (u$s 3,83). Le sigue Galeno con $416 (u$s 4,05) y Medicus con $433 (u$s 4,22). Luego se ubican Omint que abona $506 (u$s 4,93); Swiss Medical que reintegra $556 (u$s 5,42) y las Obras Sociales Provinciales que costean $578 (u$s 5,63).

Por último, entre las conclusiones que presentó el trabajo se destaca que las zonas Central y AMBA son las que mayor dispersión de precios presentan. También se identificó una importante brecha de precios entre empresas en una misma región, 170% en el AMBA. A su vez, el mayor gap la mayor diferencia entre dos regiones fue del 241%. Algunas de las redes de laboratorios de análisis clínicos que sobresalen en el AMBA son CentraLab que opera con 35 sedes, de las cuales 16 están ubicadas dentro de instituciones médicas; el centro Dr. Rossi conformado por 12 sucursales; Domecq & Lafage, que opera con siete sedes, una de ellas localizada en el Hospital Alemán de Caballito; y Diagnóstico Maipú con eje en la zona norte del GBA y constituido por nueve sucursales.

u$s 1 = $102,56 (Cotización BCRA al mar 17/08/2021)

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre