El gobierno nacional se encuentra a la caza de inversiones, sobre todo en la industria minera. En paralelo, las tarifas de los servicios están en el centro de la agenda informativa, así como también las subas en los precios de las canastas básicas.

El viaje presidencial a Rusia y China vino acompañado de reuniones y negociaciones. En la medianoche del hoy, Alberto Fernández mantendrá un encuentro bilateral con su par chino con el objetivo de atraer inversiones, principalmente en el ámbito de la energía, desde el gigante asiático. Según se detalla en La Nación, son tres los proyectos que el Gobierno tiene en la mira: la implementación de la tecnología 5G, la explotación de litio y la ampliación de la Central de Atucha III. Ver artículo La Nación.

En sintonía, las inversiones mineras en torno a la extracción de litio están al tope de la agenda. IProfesional consigna que la segunda minera más grande del mundo, la británica Río Tinto, invertirá u$s 100 millones en Argentina. Los directivos de la empresa presentaron su plan de trabajo para los próximos dos años, en una reunión que mantuvieron con el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas. El mismo consiste en la construcción de una planta de carbonato de litio en la provincia de Salta, la que tendrá una capacidad de producción de 50.000 toneladas anuales. Ver artículo IProfesional.

En tanto, las tarifas de la electricidad siguen en el tapete. En el diario Clarín, Martín Bidegaray dio a conocer que el el Gobierno ya definió 13 barrios y 466 countries en los que aplicarán aumentos segmentados. Además, el ENRE elevó una propuesta al Ministerio de Economía para comenzar a aplicar la segmentación de tarifas. En una primera etapa, cerca de 487 mil hogares de Buenos Aires perderán ciertos subsidios. Los mismos están ubicados en los barrios de: Vicente López, San Isidro, Puerto Madero, Recoleta, Palermo, Belgrano y Núñez, una parte de Colegiales, algunas manzanas de Villa Urquiza, Retiro, Saavedra y Villa Devoto y una zona de elevado valor en CaballitoVer diario Clarín.

La importación de gas, asimismo, enfrenta otra situación. Sergio Serrichio detalla, en Infobae, que más allá de las grandes reservas del país, la menor provisión de Bolivia, los altos precios internacionales y la falta de infraestructura obligarán a afrontar una cuenta pesada en divisas. El presidente de la consultora energética Montamat & Asociados, Daniel Montamat, dijo que la balanza comercial energética del país, que en 2020 fue positiva en u$s 900 millones, pasó en 2021 a un déficit de u$s 700 millones y en 2022 el rojo podría llegar a unos u$s 3.000 millones. Ver artículo Infobae.

A su vez, los niveles de precios de los consumos esenciales están en la mira. El Gobierno invitó a las provincias y a CABA a establecer las condiciones de las canastas básicas a nivel regional que permitan la implementación de un «Consenso Federal de Precios». La decisión fue tomada por medio de la Resolución 43 de la Secretaría de Comercio Interior, publicada en el Boletín Oficial. Además, según se detalla en un artículo de Perfil, ya fueron comunicados los listados de precios emergentes de los acuerdos arribados en el marco del Programa «+Precios Cuidados». Ver artículo Perfil.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre