El Ministerio de Salud de la Nación abrió una Contratación Directa para adquirir el inmunosupresor Sandinmun, el que lleva el sello de la suiza Novartis. Sin embargo, la compra fue desestimada y quedó «desierta».

Luego de haberle adjudicado ayer una Contratación Directa a la danesa Novo Nordisk, el Estado había abierto otro pliego a fin de adquirir un inmunosupresor a base de ciclosporina.

Sin embargo, esta contratación directa finalmente no vio la luz y el organismo la caratuló como «desierta». Así, el Ministerio de Salud de la Nación desestimó la compra para la que se había postulado la suiza Novartis con su marca Sandinmun.

El mes pasado, el organismo comandado por Adolfo Rubinstein materializó una compra con Novartis, la que implicó la entrega de 1.680 unidades internacionales (UI) de la hormona de crecimiento recombinante Omnitrope, la que está bajo el ala de SandozVer artículo

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre