El aumento en el costo de vida sigue en la agenda de los medios. En ese marco, en el parlamento se establecieron cambios para los monotributistas y autónomos. Además, desde el lunes, comienzan las nuevas restricciones a las importaciones, después de que el gobierno pusiera la mira en la caída de las reservas.

La inflación es un tema crucial para el desempeño de la economía argentina, y siempre los salarios son los que acusan recibo. En sintonía, el parlamento le dio luz verde a una actualización de montos de facturación máxima permitida para las categorías de la escala del monotributo, según refleja Silvia Stang en La Nación. En relación con los autónomos, se aprobó un cambio que hará que paguen Ganancias a partir de ingresos más altos. El fin es que así se reduzca la brecha que hay en el trato que la normativa de ese tributo les da a asalariados y a trabajadores independientes. Ver artículo La Nación.

El mes de julio inicia con nuevas medidas por parte del Banco Central, las que regirán a partir del lunes 4. En Infobae se señaló que los bancos y las empresas proveedoras de créditos financiar no podrán comprar, en cuotas, productos o servicios adquiridos en el exterior. Esto incluye desde pasajes y servicios turísticos, hasta productos recibidos a través de envíos postales conocidos como «puerta a puerta». Las personas pueden comprar las veces que quieran pero solo pueden recibir hasta 12 envíos por año, de hasta u$s 50 cada uno, libres de impuestos. Ver artículo Infobae.

En tanto, en el diario Clarín, se afirma que del concepto del «festival de importaciones» se pasó al de «festival de remarcaciones y faltantes«. En un artículo que lleva la firma de Damián Kantor se detalla que este concepto surge como consecuencia de las nuevas restricciones para acceder a las divisas de las reservas. La medida produjo un efecto paralizante en muchos sectores y, de acuerdo a palabras del economista Andrés Borenstein, de la consultora Econviews, el resultado será: una menor actividad y mayor inflación. Mayoristas y distribuidores tuvieron que comunicarle a sus clientes que las ventas quedaron canceladas, hasta nuevo aviso, debido a la inestabilidad cambiaria. Ver artículo Clarín.

Por otro lado, el faltante de gasoil y las medidas que restringen las importaciones se colaron en la discusión por el futuro de Precios Cuidados. Andrés Sanguinetti  consignó, en IProfesional, que a partir de este escenario, la canasta oficial podría sufrir ciertos cambios para su vigencia a partir de los primeros días de este mes para mantener su viabilidad y permitir, a las compañías, un mejor abastecimiento. Reducir la cantidad de productos casi a la mitad y aceptar aumentos de precios algo mayores a los que se permitieron hasta ahora serían los dos principales condimentos que podrían marcar el nuevo rumbo. Ver artículo IProfesional.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre