En esta coyuntura de pandemia y recesión, Héctor Daer, uno de los integrantes de la tríada que está al frente de la CGT, puso la lupa sobre distintas aristas de análisis. Se refirió a los salarios, la doble indemnización y al rol del ATP en el contexto actual.

Héctor Daer, el secretario general de FATSA, un sindicato que se constituye como una pata importante dentro de la CGT, dialogó con Jorge Fontevecchia del diario Perfil sobre la coyuntura política, económica y laboral. El representante del gremio de Sanidad se refirió al acuerdo entre la central sindical y la UIA que definió una reducción salarial del 25% a los trabajadores suspendidos y el rol del ATP en el pago de sueldos.Ver entrevista Perfil. Ver artículo.

«El ATP tiene que ver con la premisa de mantener las empresas abiertas con los trabajadores adentro», opinó Daer. De cara al fin de la doble indemnización y del ATP, el entrevistado consideró que el empleo vivirá un cambio cultural, mientras en los comercios la actividad se «va recomponiendo» con distanciamiento y sin aglomeraciones.

El secretario general de FATSA comenzó su carrera en el laboratorio Bernabó. En una entrevista con el diario Perfil, Daer recordó a Saúl Breitman quien fuera el fundador de la compañía. Además hizo un repaso sobre su carrera gremial y habló del status del mercado laboral.

De todas maneras, Daer sostuvo que no es partidario de que la doble indemnización se acabe próximamente, hasta tanto no haya un recupero del empleo. «Esto fue lo que garantizó que los hasta hace un mes 700 y pico de mil compañeros, con algún mecanismo de suspensión, no perdieran su trabajo. Es lo que brinda una perspectiva mucho más clara sobre el futuro, consolidando la relación laboral«, agregó. Además, para el titular de FATSA no habrá un momento específico en el que se pueda estipular que termine la doble indemnización o el ATP, sino que dependerá de cada actividad.

A la hora de hacer un repaso sobre su trayectoria laboral y como gremialista, Fontevecchia le mencionó su paso por el laboratorio Lepetit. En tanto, Daer comentó que comenzó a trabajar en Bernabó, y recordó a Saúl Breitman, su dueño y referente de la industria quien falleció en el 2016. «Ahí fui subdelegado y delegado general bastante tiempo y después ingresé al gremio como secretario gremial«, enumeró. Ver artículo.

Para explicar la política argentina de los últimos 35 años, en una metáfora entre el laboratorio y el escenario local, Daer expresó: «Uno tiene la esperanza de que las cosas se van a transformar para mejor. Nunca hay que asumirse como inmune a la realidad. Ninguno de nosotros anduvo en globo todos estos años. Todos tenemos responsabilidades; algunos más, otros menos. Lo importante es haber transcurrido con un grado de coherencia todos los períodos históricos que nos tocó vivir. Me parece que eso es fundamental«.

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre