Los temas de género resaltan en la agenda de este 2019. Es en este contexto que la angloholandesa Unilever salió con su campaña conceptual para Dove en la que toma al color como metáfora de la diversidad y en la llave para romper con los mandatos.

«No hay un sólo color de mujer» avisa la anglo-holandesa Unilever en su nueva campaña para su línea Dove. Y así aprovecha para colar el tema de los mandatos que hoy son parte de la agenda político social en el país.

La multi quiere marcar la diferencia desde el arranque y va al apunto: abre el comercial con una chica trans de altisonante pelo rosado bajo el slogan «tu pelo, tu elección«.

Se habla de los mandatos tales como el de «estar bien casada«; «que la mujer usa el pelo largo»; y a «vivir de acuerdo a tu edad». Pero cada uno de esos conceptos se contrastan con situaciones reales que muestra la marca. Todo bajo la cortina musical de «You don’t own me«, algo así como «no soy de tu propiedad».

Unilever a su modo le da lugar a la diversidad a través de los colores y las formas: lacios rosas; rulos azules; pelos canosos; largas cabelleras; melenas y hasta rastas negras. Todo sin mencionar en ningún momento su producto o hacer referencia a su rango de líneas para el cuidado del pelo. Recientemente también puso en debate el rosa para su marca Sedal. Ver artículo.

El marketing de las canas

 

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre