Los temas de género ya están en la agenda de las marcas. En su nuevo spot Sedal de Unilever invita a «repensar el rosa», en un intento de desmarcarse de sus competidores y así atizar el debate.

El rosa siempre estuvo asociado a lo femenino. Sin embargo, ahora algunas marcas proponen nuevas perspectivas para instalar el debate y sentar posición.

Y en este contexto en que los temas de género están al tope de la agenda, Sedal presenta su spot en donde intenta desmarcarse del resto de las etiquetas de consumo masivo, apelando a redefinir los estereotipos de género asociados al color.

Desde una lógica binaria que asume que rosa es igual a mujer, la marca de productos para el cabello de la angloholandesa Unilever afirma que rosa es: posibilidades, futuro, orgullo, evolución, entre otras características.

Se trata de una estrategia similar a la que ya había apelado GSK para su etiqueta Hinds. En ambas las multis siguen vinculando a la mujer con la maternidad.

Sedal plantea la idea de repensar el rosa, pero no se mueve del imaginario colectivo del lugar que debe ocupar la mujer. Cuando habla de futuro, muestra a una madre que acaba de parir; y orgullo es una cicatriz de cesárea.

Todas estas escenas, claro, son protagonizadas por mujeres flacas y altas, reflejando una apariencia física que responde a los cánones de belleza hegemónicos. Por último, la mayor osadía representada es que una mujer se ponga al frente de un helicóptero o realice un training de box.

GSK y dale con las mujeres rosas

Sedal elige a otra rubia, campaña

Dejar respuesta

Escriba su comentario
Ingrese su nombre